Roe vs. Wade: miles de personas se manifiestan en los EE.UU. para defender el derecho al aborto

·3  min de lectura

Miles de personas se manifestaron en el parque National Mall y marcharon hacia la Corte Suprema de los EE.UU. mientras la corte se prepara para emitir un fallo que podría poner fin a décadas de protecciones constitucionales para la atención del aborto y desencadenar una ola de leyes que ilegalicen el aborto en aproximadamente la mitad de los EE.UU.

Las marchas nacionales “Bans Off Our Bodies” [Cuerpos sin prohibiciones] atrajeron a multitudes masivas de defensores del derecho al aborto a Washington D.C. y las calles de la ciudad de Nueva York, Los Ángeles, Austin, Texas y los centros de las ciudades de los EE.UU.

Los grupos nacionales por el derecho al aborto ayudaron a organizar mítines en casi 400 ciudades y pueblos, desde Cleveland hasta la ciudad de Oklahoma y en todo el sur desde Nashville hasta Atlanta y Nueva Orleans y en toda Florida, reuniendo así grandes multitudes fuera de los capitolios estatales y en los centros de las ciudades en estados a punto de restringir severamente o prohibir el acceso al aborto.

“Este es un momento de crisis”, dijo la representante estadounidense Barbara Lee a una multitud en Washington D.C. “Los jueces radicales de la Corte Suprema y los extremistas de derecha están dejando en claro que no se detendrán sino hasta que se promulgue una prohibición a nivel nacional. Pero estamos aquí para decir en voz alta y clara: mantengan nuestros cuerpos sin prohibiciones”.

Las manifestaciones exigieron apoyo para fondos de aborto, grupos de salud reproductiva, proveedores de servicios de aborto y protecciones a nivel estatal y federal para la atención del aborto a raíz de la filtración de un proyecto de opinión de la Corte Suprema de mayoría conservadora para anular la histórica decisión de 1973 en Roe vs. Wade y su decisión afirmativa en Planned Parenthood vs. Casey de 1992.

Se espera una decisión formal en las próximas semanas en Dobbs vs. Jackson Women’s Health Organization, el caso de Mississippi en el centro del debate Roe de la Corte Suprema.

Aproximadamente la mitad de los estados de EE.UU. están preparados para prohibir rápida o inmediatamente el aborto, incluidos 13 estados con las denominadas prohibiciones “de vigencia inmediata” diseñadas para entrar en vigor sin infringir las protecciones federales generales para el acceso al aborto.

‘Bans Off Our Bodies’ rallies to protect abortion access gather thousands across US

La Corte Suprema escuchó los argumentos verbales en el caso Dobbs en diciembre. Durante los meses siguientes, una ola de legislación contra el aborto en los estados liderados por republicanos, envalentonada por la próxima decisión, propuso eliminar el acceso al aborto en la mayoría de los casos y criminalizar la atención del aborto al convertir en un delito grave que los proveedores atiendan a pacientes que vayan a abortar.

En los primeros meses del año, los legisladores de casi 40 estados presentaron más de 200 proyectos de ley para restringir el acceso al aborto.

Mientras tanto, cuatro estados y Washington D.C. codificaron el derecho al acceso al aborto, mientras que 12 estados permiten explícitamente la atención del aborto, según la organización de investigación reproductiva, el Instituto Guttmacher.

Esta semana, el Senado de los EE.UU. no logró aprobar una medida federal, la Ley de Protección de la Salud de la Mujer, que codificaría Roe, y el senador demócrata Joe Manchin se unió a los 50 senadores republicanos que votaron para bloquear el debate, eliminando efectivamente la legislación.

El presidente Joe Biden culpó a los republicanos del Senado por obstruir la legislación, enfatizó la urgencia de proteger los “derechos fundamentales” amenazados por la Corte Suprema y dijo que la inacción del Senado “va en contra de la voluntad de la mayoría del pueblo estadounidense”.

Varias encuestas recientes muestran que la mayoría de los estadounidenses apoyan las protecciones para el acceso al aborto y defienden el fallo Roe vs. Wade.

“Los republicanos en el Congreso, ninguno de los cuales votó a favor de este proyecto de ley, han elegido interponerse en el camino de los derechos de los estadounidenses a tomar las decisiones más personales sobre sus propios cuerpos, familias y vidas”, dijo el presidente en un comunicado.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.