Rodrik, un economista sensible a la sociedad, Princesa de Ciencias Sociales

Agencia EFE

Oviedo (España), 11 jun (EFE).- El economista turco Dani Rodrik, que ha centrado buena parte de su trabajo en analizar y criticar la hiperglobalización, ha sido galardonado este jueves con el Premio Princesa de Asturias de Ciencias Sociales 2020 por sus aportaciones para mejorar el funcionamiento del sistema económico y hacerlo "mucho más sensible a las necesidades de la sociedad".

Considerado uno de los economistas más influyentes del mundo, este catedrático de Economía Política Internacional en Harvard ha hecho la cuestión principal de su obra cómo mantener la globalización en un marco que no suponga perjuicio a las clases populares y que sirva a los países en vías de desarrollo.

Rodrik ha destacado también por su capacidad para conducir el análisis económico y la economía política "hacia un territorio más cercano a la realidad" y por contribuir a hacer más compatible la economía internacional "con la paz, la reducción de la pobreza y la desigualdad", según recoge el acta del jurado, reunido telemáticamente por culpa del COVID-19.

El jurado ha puesto también de relieve que de sus trabajos se deduce que es necesario "mejorar el gobierno de la globalización, un tema de gran relevancia en un momento de cuestionamiento del multilateralismo" y en el que la pandemia actual pone de manifiesto un déficit de gobernanza y la necesidad de generar bienes públicos.

"Mi gran esperanza es que algunas de las ideas que reconoce el premio sean útiles en la reconstrucción de la economía mundial, que tanto necesitamos después de la pandemia", ha concluido este influyente economista tras conocer su distinción, la primera que recibe un ciudadano turco en los cuarenta años de historia de estos premios.

Nacido en Estambul en 1957 en una familia de origen sefardí con cinco siglos de historia en Turquía, Rodrik se doctoró en Economía en Princenton en 1985 tras haber cursado estudios en Harvard, universidad a la que actualmente está ligado y en la que ejerce como profesor, aunque siempre ha estado muy ligado a su país natal.

A su faceta docente e investigadora, este teórico de la globalización suma su labor en el ámbito de la cooperación como codirector de Economics for Inclusive Prosperity, una red de economistas comprometidos con alcanzar un sistema financiero más justo y una sociedad más equitativa.

También forma parte de la Bureau for Research in Economic Analysis of Development (BREAD), organización no gubernamental que proporciona educación económica en lugares en vías de crecimiento y es presidente de la Asociación Económica Internacional, erntre otros cargos.

En "La paradoja de la globalización: democracia y futuro de la economía mundial", uno de sus libros más conocidos, también formuló una de sus tesis más populares: la del trilema de la política internacional, una de las ideas más referenciadas a nivel internacional desde que la formuló.

Según esta tesis no es posible para un país combinar de manera simultánea su integración en la economía global, la democracia y la soberanía estatal y que siempre debe renunciar a una de esas tres cuestiones.

El galardón de Ciencias Sociales, el cuarto en fallarse de los ocho premios que concede la Fundación Princesa, está destinado a reconocer "la labor creadora y de investigación de la historia, el derecho, la lingüística, la pedagogía, la ciencia política, la psicología, la sociología, la ética, la filosofía, la geografía, la economía, la demografía y la antropología, así como de las disciplinas correspondientes a cada uno de dichos ámbitos".

Con este premio han sido reconocidos en ediciones anteriores Paul Krugman, Michael J. Sandel, Karen Armstrong, Mary Beard, Esther Duflo, Joseph Pérez, Saskia Sassen, Martha C. Nussbaum y Howard Gardner y, el pasado año, el sociólogo estadounidense de origen cubano, Alejandro Portes, que fue quien propuso la candidatura de Rodrik.

Los galardones, dotados con una reproducción de una escultura de Joan Miró -símbolo representativo del galardón-, un diploma acreditativo, una insignia y la cantidad en metálico de 50.000 euros, serán entregados en octubre en una ceremonia que tradicionalmente presiden los reyes Felipe y Letizia en el Teatro Campoamor de Oviedo.

En esta edición han sido premiados ya los sanitarios españoles que combaten en primera línea la pandemia del coronovirus (Concordia); el compositor italiano Ennio Morricone y al estadounidense John Williams (Artes), y la Feria Internacional del Libro de Guadalajara y al Hay Festival of Literature & Arts (Comunicación y Humanidades).

(c) Agencia EFE