Rocío Jurado no es el salvavidas milagroso que la familia quiere pintarnos

·3  min de lectura
Rocío Jurado fue una gran mujer pero no hacía milagros (Foto: Gianni Ferrari/Cover/Getty Images).
Rocío Jurado fue una gran mujer pero no hacía milagros (Foto: Gianni Ferrari/Cover/Getty Images).

La cantante Rocío Jurado falleció a causa de un cáncer el 1 de junio de 2006, hace 16 años. Sin embargo su imagen está muy presente, no solo por su música, sino por las constantes guerras que protagonizan sus familiares en los medios de comunicación.

Tanto la familia Mohedano, como los Ortega, como los Flores solo coinciden en una cosa, su amor y devoción hacia Rocío Jurado y la premisa de que si ella estuviera viva, nada de lo que ha ocurrido a lo largo de todos estos años entre ellos, hubiera tenido lugar.

Pero, ¿es esto realmente cierto? Está claro que la matriarca de la familia era ella, una mujer de esas que arropan a sus polluelos cual gallina protectora, todos cobijados bajo sus alas. Sin embargo y por muy buena intención que Rocío Jurado tuviera, la vida y las personas, seguían sufriendo a su alrededor.

Rocío Carrasco, su hija biológica, explicó en la serie documental ‘Rocío, contarla verdad para seguir viva’ que su madre detestaba a Antonio David Flores y que era consciente del presunto maltrato que este le propinaba al oír gritos en casa, etc.

Solo por eso, ya podemos afirmar que ese mito que ha surgido tras su muerte entre los seres queridos, no es más que un anhelo, un deseo de que ella estuviera aquí para poner algo de paz. Desgraciadamente, ni Rocío está entre nosotros ni ella era milagrosa.

Las situaciones de pareja, como la de Antonio David y Rociíto o la de Rosa Benito y Amador Mohedano no dependían de ella, ¿de qué sirve que Rocío ‘atara en corto’ a Amador? Si él no está hecho para Rosa, ella se iba a dar cuenta antes o después y, en este caso, sucedió en ‘Supervivientes’.

Los hijos y nietos de ‘la más grande’ también han crecido y sus vidas también son el fruto de sus propias elecciones por mucho que su abuela hubiese podido aconsejarles. Gloria Camila se encuentra a la gresca con Ana María Aldón, la esposa de papá, José Ortega Cano.

Gloria Camila a la gresca con Ana María Aldón, esposa de José Ortega Cano. (Foto: David Carbajo/Getty Images)
Gloria Camila a la gresca con Ana María Aldón, esposa de José Ortega Cano. (Foto: David Carbajo/Getty Images)

José Fernando está ingresado hace años en una clínica de salud mental intentando superar sus adicciones, David Flores vive con Olga Moreno, la todavía mujer de Antonio David, en vez de con su madre biológica y Rocío Flores, se siente traicionada por todos.

De hecho, Ro, entre lágrimas, ha recordado a su abuela en el reciente aniversario de su muerte y ha vuelto a repetir la frase que es ya casi un mantra en su clan: “Si estuviese viva, nada hubiera pasado”.

Ante esta declaración, Sonsoles Ónega le preguntó: “¿Qué hubiera cambiado si estuviese viva?” y la nieta de la artista, dolorida y convencida, dijo: “Todo. Es una cosa que siempre he dicho. Que, si estuviese viva, nada hubiera pasado, todo hubiera sido diferente”.

Ro cree que de estar viva su abuela, su madre le hablaría dado que Jurado: “lo que llevaba por bandera era la unión de su familia. Hubiera hecho todo y más para que su familia no se rompiera”. Yo sigo insistiendo en que todas tenemos abuelas a las que adoramos, las que ya no están y a las que consagramos.

Tratándose además de una figura pública tan importante como Rocío Jurado es normal que ese halo de milagro crezca pero, al final, era una mujer luchadora y trabajadora que amaba a su familia pero que no tenía una varita mágica para evitar los conflictos y, para muestra, el propio testimonio de su hija mayor.

Te puede interesar...

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.