El club de los maridos 'en la sombra': de Fidel Albiac al de Chábeli o Ana Rosa

·16  min de lectura

Dicen que detrás de un gran hombre siempre hay una gran mujer, pero en el caso de estas parejas, son ellas las que deslumbran frente a las cámaras y sus maridos prefieren vivir alejados del foco mediático. Es cierto ese dicho popular que asegura que el que no quiere salir en la foto, no sale, y podríamos decir que en este 'club de los maridos en la sombra' ellos han conseguido que sean pocas las veces que se habla de su profesión, aficiones o vida familiar. No sólo Fidel Albiac, quizá el marido de más desconocido de todos y del que apenas se ha hablado hasta hace unos meses con el estreno de Rocío: contar la verdad para seguir viva, ha esquivado durante dos décadas que se hablara de él, son muchos los otros esposos o novios que dejan la fama para sus parejas y permanecen en un absoluto segundo plano.

Chabeli Iglesias Preysler and husband Christian Altaba (Photo by Lalo Yasky/WireImage) *** Local Caption ***
Chabeli Iglesias Preysler and husband Christian Altaba (Photo by Lalo Yasky/WireImage) *** Local Caption ***

El marido discreto de una mujer famosa desde la cuna

Si les preguntamos por una familia famosa en España, a muchos se les vendrá a la cabeza la familia Iglesias-Preysler. Desde mamá Isabel a papá Julio, todos y cada uno de los miembros del clan han sido famosos prácticamente desde el día de su nacimiento. La niña de los ojos del artista siempre ha sido Chábeli Iglesias, a la que vimos 'posar' por primera vez en la revista de cabecera de su familia cuando apenas contaba con unas horas de vida. Chábeli siguió durante algunos años los pasos de su madre en el mundo del colorín y era una habitual de las revistas y los eventos de lujo en nuestro país. Se casó por primera vez en 1993 con Ricardo Bofill Jr, al que conocía desde hacía solo unos meses, y su boda fue un gran sarao social con portada en el ¡Hola! incluida. No le fue bien con el hijo del arquitecto y su matrimonio terminó 18 meses más tarde. Según contó años después, a ella nunca le gustó el mundo de la fama pese a lo que muchos pudieran pensar, y lo que más deseaba era formar una familia y llevar una vida tranquila. Y lo consiguió al lado de Christian Altaba. 

Se conocieron en 2001 durante un vuelo a Nueva York y se hicieron inseparables. Ella acababa de romper con James Miller después de varios años de relación y Christian le devolvió la fe en el amor. Christian es de origen mallorquin (de hecho sus abuelos viven aún hoy en la isla balear), hijo de Marie Ghislaine Altaba y de Andrés Altaba, mallorquín que emigró a Venezuela y luego a Miami. Altaba vivió una infancia entre Miami y Suiza, donde asistió un tiempo a uno de los internados más exclusivos del mundo, Le Rosey, por el que pasaron Alberto de Bélgica o Rainiero de Mónaco. Más adelante se graduó en Artes, Lenguas extranjeras y Literatura en Rollins College, en Florida, y luego hizo un MBA en The Middlebury Institute of International Studies, en California. 

Muy alejados del bodorrio con Bofill, Chábeli y Christian optaron por una boda íntima en la que solo estuvieron sus padres y el hermano de ella, Julio José Iglesias. Se casaron el 8 de octubre de 2001 y unos meses más tarde nació su primer hijo, un niño muy deseado. Se instalaron primero en un castillo en Carolina del Norte y solo les vimos en algunas navidades regresar a España para ver a la familia. En 2012 se mudaron a Miami y ahí nació su segunda hija, Sofía. Nadie supo de su llegada hasta meses después de su nacimiento, una muestra más de la discreción buscada de Chábeli y por tanto de su marido. La familia vive feliz en su casa de Pinecrest de Miami y allí Christian trabaja en inversiones en tecnología y en proyectos inmobiliarios de gran calado así como en la gestión de grandes patrimonios de ricos de la zona. Pocas veces le hemos visto. Únicamente en el aeropuerto acompañando a su mujer o en alguna entrevista exclusiva en ¡Hola! en la que se ha limitado a posar junto a la hija de la reina de corazones y sus dos vástagos. Chábeli eligió la tranquilidad y Christian se la dio. Sin duda, han formado una de las familias más estables del mundo del corazón y quizá ese segundo plano en el que le gusta estar a él ha sido un ingrediente fundamental. 

MADRID, SPAIN - 2021/03/03: Ana Rosa Quintana and Juan muñoz, attends the premiere of  the performance of
MADRID, SPAIN - 2021/03/03: Ana Rosa Quintana and Juan muñoz, attends the premiere of the performance of "Norma" an opera by Vincenzo Bellini at the Teatro Real. (Photo by Oscar Fuentes/SOPA Images/LightRocket via Getty Images)

El marido de la reina de las mañanas

Si hay una mujer famosa en televisión y a la que cada día vemos presentar el programa que lleva su nombre esa es Ana Rosa Quintana. La periodista cuenta con una extensa trayectoria en los medios de comunicación y, aunque a ella no le gusta demasiado la expresión (se reconoce republicana), es la reina indiscutible de las mañanas. Sus editoriales matutinos se convierten en noticia día sí y día también y lleva más de quince años haciendo líder a su espacio cada día en Telecinco. Pero, ¿quién es su marido? Pocos saben que estuvo casada con el también periodista Alfonso Rojo y que con él tuvo a su hijo mayor, Álvaro, que hoy está casado con la televisiva psicóloga Ana Villarrubia. 

Pero sin duda, el gran amor de la presentadora es Juan Muñoz, con el que lleva casada desde el 29 de mayo de 2004. Se conocieron en la Feria de Abril de 1997. Les presentó un amigo en común y ella ya entonces conocía al hermano de Juan. Durante casi siete años mantuvieron un amor a distancia, ya que él residía en la capital hispalense y ella en Madrid. La pareja contrajo matrimonio por lo civil en Bollullos de la Mitación, en Sevilla, en una ceremonia íntima en la que solo estuvieron sus familiares más cercanos. Poco después nacieron sus hijos mellizos, Juan y Jaime. 

Son escasísimas las veces que hemos visto a Juan junto a su famosa mujer. Salvo en algún evento, el arquitecto y constructor sevillano prefiere mantener un perfil bajo y no le gustan nada las cámaras. Nunca ha hablado con la prensa y siempre se ha limitado, las pocas veces que le hemos visto, a sonreír amablemente a los compañeros de su mujer. Les gusta veranear en Sotogrande y los fines de semana suelen escaparse a una casita en el campo que tienen en Extremadura. Ana Rosa confiesa que es una buena ama de casa y que le encanta cocinar, aunque por su trabajo no le queda demasiado tiempo. No son de salir mucho de fiesta (ella a las seis de la mañana ya está en pie) y en verano disfrutan con amigos en Cádiz como una familia más.

MADRID, SPAIN - JUNE 24: Adriana Abenia attends 'Yo Dona' International Awards 2019 at the Thyssen-Bornemisza Museum on June 24, 2019 in Madrid, Spain. (Photo by Europa Press Entertainment/Europa Press via Getty Images)
MADRID, SPAIN - JUNE 24: Adriana Abenia attends 'Yo Dona' International Awards 2019 at the Thyssen-Bornemisza Museum on June 24, 2019 in Madrid, Spain. (Photo by Europa Press Entertainment/Europa Press via Getty Images)

Presentadoras de éxito, maridos desconocidos

Tania Llasera y Adriana Abenia son de las presentadoras más queridas del mundo de la televisión. Este 7 de junio, Adriana y su marido celebran su veinte aniversario como pareja. Sí, dos décadas de amor porque se conocieron cuando eran aún unos adolescentes en el colegio, empezaron siendo amigos y luego se enamoraron... y hoy siguen igual de 'in love' que al principio. "7 de junio~ 20 AÑOS juntos, compartiéndolo absolutamente todo. TE QUIERO, @abadsergio 💘", escribía la presentadora a su chico junto a varias fotografías de lo más tiernas de la pareja. "Me da la impresión de que acabamos de empezar a salir, lo juro! 20 AÑOS. Te quiero, @adrianaabenia ♥️, respondía Sergio Abad, el discreto empresario y compañero de vida de Abenia que nunca ha querido formar parte del mundo de ella de una manera directa. 

Además de dedicarse al mundo de la empresa, también ha trabajado como relaciones públicas para varias firmas. Su amor comenzaba en plena pubertad y uno de los momentos más románticos de su historia llegaba en París, ciudad favorita de ella, donde Sergio le pidió matrimonio a Adriana. "Es una persona muy cariñosa, aunque a veces parece un poco borde para la gente que no lo conoce", ha dicho ella en tono jocoso. "Me cuida muchísimo, tiene mucho carácter. Siempre me cuida y es muy leal. No sabe cocinar ni cambiar una bombilla, pero lo demás lo hace muy bien", añadía. Su boda se llevó a cabo el 18 de diciembre de 2015 en Zaragoza, la tierra natal de ambos. Se casaron por lo civil y ella lució un original outfit con un toque roquero con falda de tul en tono melocotón y una cazadora de cuero. El colofón a su relación fue la llegada de la pequeña Luna, una preciosa niña que les tiene completamente enamorados. Sergio es su compañero de vida y en algunos eventos ha querido estar al lado de su mujer, pero siempre en segundo plano y sin hacer declaraciones. Los photocalls se los deja a Adriana y es ella la que con su habitual buen humor responde a los medios. 

Tania Llasera attends to 'Superlopez' premiere at Capitol Cinemas in Madrid, Spain. November 21, 2018. (Photo by BorjaB.Hojas/COOLMedia/NurPhoto via Getty Images)
Tania Llasera attends to 'Superlopez' premiere at Capitol Cinemas in Madrid, Spain. November 21, 2018. (Photo by BorjaB.Hojas/COOLMedia/NurPhoto via Getty Images)

Aún más discreto que el marido de Adriana Abenia es el de Tania Llasera. No hay ni una fotografía de la pareja de la que fuera copresentadora de La Voz. Apenas sabemos que se llama Gonzalo Villar y que llevan quince años juntos, nueve casados. Tienen dos hijos: Pepe Bowie y Lucy Lennox. Pese a que Tania es muy activa desde hace años en las redes sociales y deja ver algunas facetas de su día a día más familiar, nunca ha mostrado una imagen de su pareja. Bueno, solo una vez. 

“Se acabó el anonimato. Pienso que ya es hora de que conozcáis el rostro de mi marido”, anunciaba Llasera hace unos meses en Instagram. Pero la foto tenía truco, ya que era una imagen de Gonzalo cuando era solo un niño. “Es el niño mayor con cara de pillo de la portada de ‘Ser padres’ allá por 1982 y el bebote es su hermano Chops”, explicaba compartiendo una fotografía de esta revista. “Cuando la familia de Rafael era así como en la segunda foto, y los coches modernos así como en la tercera. Mi chico de revista”, decía orgullosa. Villar es ingeniero y poco más se sabe de él. Se casaron en una bonita ceremonia en el Algarve portugués en 2012.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Ella sabe todo de los famosos... nosotros casi nada de su marido

María Patiño es una de las periodistas de corazón que más años lleva en televisión. Su carrera empezó como reportera y redactora 'en la calle', luego fue colaboradora en DEC y otros espacios, y tras terminar recalando en Sálvame como colaboradora habitual ahora se ha convertido también en presentadora de éxito como sustituta de Jorge Javier Vázquez en el Deluxe y de su propio programa, Socialité, los fines de semana. Pero sin embargo, la periodista quiere mantener su parcela privada solo para ella y la gente que quiere y poco se sabe de su relación con Ricardo Rodríguez.

En agosto de 2019, Patiño sorprendía a sus seguidores en Instagram al revelar que se había casado durante sus vacaciones en Sri Lanka. "Cruzamos océanos para encontrarnos", escribió María junto a la fotografía con la que revelaba su boda secreta. Como su relación, la pareja decidió darse el 'sí, quiero' en la más absoluta intimidad y lejos de cámaras que inmortalizaran ese momento tan bonito. "Si me caso espero que nadie se entere. O que se entere una vez haya pasado, aunque no sé si lo voy a conseguir...", decía ella poco antes. 

María y Ricardo llevan juntos más de quince años. Él es de origen venezolano y ha hecho sus pinitos como actor. Pese a querer ser intérprete, nunca ha utilizado la fama de su pareja para darse a conocer, algo que le honra. Ha participado en series como Yo Quisiera, Vive cantando o Gran Reserva, con pequeños papeles, y algunos cortometrajes y películas como El último invierno, así como en unas cuantas obras de teatro. Además, el atractivo marido de Patiño es empresario y dueño de un restaurante llamado Ditirambo, situado en un céntrico barrio de la capital. Además del amor por la vida discreta, tanto a María como a su marido les encanta practicar ejercicio juntos (son fanáticos del surf y el gimnasio) y son dos amantes de la playa. Les gusta viajar de vez en cuando a Fuerteventura y pasar unos días de relax y desconexión en el mar y el sol.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Jesús Vázquez y Roberto: éxito en el amor y los negocios

Y entre los 'consortes' más discretos también encontramos a Roberto Cortés, el marido de Jesús Vázquez. Se conocieron en una noche de 2001 durante las fiestas del Orgullo Gay en el madrileño barrio de Chueca. Según contó el presentador en Mi casa es la tuya "me fijé en un chico rapado que bailaba fatal". Un amigo de Jesús se acercó a preguntarle si quería tomar algo con ellos y Roberto respondió que no. Pero Jesús no desistió y fue él que dio el siguiente paso. "Fui a la pista, se giró, nos miramos, y hasta ahora", contaba en el programa de Bertín Osborne. Fue entonces cuando surgió el flechazo y desde entonces se convirtieron en una de las parejas más estables de la tele tanto a nivel personal como profesional. Roberto es el representante del presentador y siempre está a su lado en cada uno de sus proyectos televisivos. 

El gran paso lo dieron en 2005 al inscribirse en el Registro Civil como pareja de hecho y unos meses más tarde, en junio de 2005, se aprobó en España el matrimonio entre parejas del mismo sexo. En noviembre de ese año se dieron el 'si, quiero' en el Ayuntamiento de Madrid con Trinidad Jiménez como oficiante y Pedro Zerolo como su padrino. 

Roberto, que es tan discreto que no tiene ni redes sociales, estudió dos ingenierías y a ese sector se dedicó hasta el año 2008, fecha en la que comenzó a representar a su ya marido. Roberto gestiona su carrera y sus finanzas. "Jesús es el verdadero artífice de su éxito. Él es quien verdaderamente importa en este mundo", ha declarado en una de las pocas veces que ha contado algo sobre su pareja. Después de dos décadas de relación, siguen tan enamorados como el primer día. Disfrutan veraneando en Ibiza, haciendo escapadas al campo en Extremadura, tierra en la que viven los padres de Roberto, adoran el mar, el estilo de vida saludable y se lo pasan en grande juntos como demuestran en los videos disfrazados que ha subido Jesús a Instagram durante el confinamiento.

BARCELONA, SPAIN - OCTOBER 15: Julia Otero attends the 2017 Premio Planeta award on October 15, 2017 in Barcelona, Spain.  (Photo by Xavi Torrent/WireImage)
BARCELONA, SPAIN - OCTOBER 15: Julia Otero attends the 2017 Premio Planeta award on October 15, 2017 in Barcelona, Spain. (Photo by Xavi Torrent/WireImage)

El amor y gran apoyo de Julia Otero

Parece que a las periodistas más queridas de nuestro país no les gusta airear su vida privada o sentimental. Igual que en el caso de María Patiño, poco o nada se sabe de la pareja que comparte la vida con Julia Otero. Hace un par de meses supimos que la periodista se retiraba una temporada de las ondas radiofónicas para tratarse de un cáncer y en ese momento muchos quisieron saber quiénes eran las personas más cercanas y que le iban a mostrar todo su apoyo en esta complicada situación. 

Julia lleva más de dos décadas junto a Josep Martínez, un médico con el que únicamente ha posado en un par de entregas de premios en las que ella ha sido galardonada o a los que acude como invitada, como en los Planeta. Josep es jefe de Urgencias Domiciliarias en el Hospital de Barcelona y miembro del Consejo de Administración de la compañía de seguros médicos Assistència Sanitària, según su perfil en LinkedIN. La pareja vive en Barcelona desde hace varios años en un maravilloso ático en el barrio de Tres Torres. Nunca se casaron, aunque a Julia le gusta llamarle "mi marido". 

Juntos tienen una hija, Candela, de 33 años, que lleva el apellido de su madre en primer lugar. La joven ha seguido los pasos profesionales de su padre (y también es igual de discreta que él) y tras estudiar Medicina en la Universidad Internacional de Cataluña, se está preparando para ser neurocirujana. Durante la primera ola del coronavirus, Julia presumió de hija en sus redes sociales explicando que Candela era una de las doctoras que estaba en primera línea luchando contra la pandemia.

MADRID, SPAIN - JULY 10:  Rocio Carrasco and Fidel Albiac attend Hannibal Laguna show at Mercedes Benz Fashion Week Madrid Spring/ Summer 2019  (Photo by Eduardo Parra/Getty Images)
MADRID, SPAIN - JULY 10: Rocio Carrasco and Fidel Albiac attend Hannibal Laguna show at Mercedes Benz Fashion Week Madrid Spring/ Summer 2019 (Photo by Eduardo Parra/Getty Images)

¿Abandonará el 'anonimato' Fidel Albiac?

Para el final de esta lista de maridos discretos hemos dejado a Fidel Albiac. Durante 20 años, la pareja de Rocío Carrasco se ha mantenido en un segundo plano absoluto y nunca ha entrado al juego de la prensa del corazón. No exageramos si decimos que prácticamente hasta hace un mes no sabíamos ni cuál era el tono de su voz. Fidel ha sido el gran apoyo de su pareja durante las dos décadas que ella ha estado en el disparadero. Ha sido su amor, su amigo y su compañero en la dura pelea judicial y vital que la ha enfrentado a su ex marido Antonio David Flores. Nadie sabía nada de él, nadie opinaba de él y él se encargó de pedir a los medios que no se hiciera puesto que quería mantenerse al margen de todo lo que conlleva ser el marido de la hija de Rocío Jurado. Lo consiguió. 

De él apenas sabemos que nació hace 48 años en Sevilla, es hijo único y se crió con su madre, enfermera, a la que está muy unido y que se ha convertido en una segunda madre también para Rocío Carrasco. Hace ya algunos años terminó la carrera de Derecho y trabaja para un bufete de abogados además de estar preparando su tesis sobre Derecho al Honor. Hace tan solo un par de meses, Fidel entraba en directo por videollamada en un plató de televisión, sin duda todo un hito y algo que suponemos le costó muchísimo hacer dada su gran timidez. 

Lo hizo para apoyar una vez más a Rocío Carrasco en su primera aparición en directo en el plató de Rocío: contar la verdad para seguir viva. No dijo demasiado pero lo dijo todo con pocas palabras. Mandó ánimo a su mujer, le dijo cuánto la quería y poco más. Lo justo para dejar claro que su amor por Rocío es indestructible. ¿Dará el paso ahora el marido de Rocío y concederá una buscadísima entrevista al fin? Visto lo visto y teniendo en cuenta su trayectoria, todo apunta a que esto no sucederá jamás.

Más historias que te pueden interesar: