Rocío Oliva, en la Casa Rosada: "Me duele que no me dejen entrar"

LA NACION
·4  min de lectura

Rocío Oliva, expareja de Diego Maradona, llegó a la Casa Rosada para sumarse a la despedida íntima de los familiares, pero tuvo que abandonar el lugar porque no fue autorizada a ingresar. "Todo el mundo pasa, menos yo. Me duele que no me dejen entrar", expresó, angustiada, la joven panelista.

"No dejándome entrar también le hacen daño a Diego. Soy su última mujer, nadie lo entiende", manifestó Oliva, en diálogo con TN. "Me dicen que venga a las 6 de la mañana con toda la gente, con el público general. Claudia dice que no tiene nada que ver, nadie se hace cargo. Una vergüenza. No sé por qué están haciendo esto, yo no jodo a nadie", reclamó la joven desde las inmediaciones de la Casa Rosada, mientras miles de fanáticos se preparaban para dar comienzo a la ceremonia pública.

No permitieron ingresar a Rocío Oliva al velatorio - Fuente: Crónica TVNo permitieron ingresar a Rocío Oliva al velatorio - Fuente: Crónica TV

Diego Maradona. El ídolo que no pudo gambetear a la política

"Diego fue mi ex, lo quiero saludar y me quiero despedir", agregó Oliva, quien horas antes ya había manifestado en el programa Polémica en el Bar su necesidad e intención de concurrir a la ceremonia íntima.

Al comienzo del programa Oliva confesó, conteniendo las lágrimas, que si bien la la última vez que se vio con Maradona fue en marzo, no le quedó nada pendiente por decirle. De todas formas, aclaró: "Necesito despedirme de él".

La muerte de Diego Maradona: la autopsia confirmó que sufrió un infarto mientras dormía

A pesar de la angustia, la joven panelista de Polémica en el Bar asistió al programa, y explicó los motivos por los que decidió hacerlo. Dirigiéndose al conductor, Mariano Iúdica, argumentó: "Vine porque es mi trabajo y por el afecto que te tengo a vos y a mis compañeros. Tenía que estar, porque sabía que acá me cuidan y me tratan bien, así que no lo dudé. Si no era hoy, iba a ser mañana".

"Él quería que esté hasta su último suspiro. Lo voy a despedir sin ninguna duda y me voy a sacar esto feo. Solo nosotros sabemos la relación y el cariño que nos tuvimos y lo enamorados que estábamos", expresó Oliva y confirmó, así, su asistencia al velorio de Maradona. El último adiós al astro del fútbol será en la Casa Rosada, donde se espera una ceremonia hiper masiva.

Diego Maradona nunca morirá

"Cuando comenzó la pandemia en marzo no lo vi más, pero no nos quedó nada pendiente. Tuvimos una linda conversación por teléfono", precisó luego al hablar sobre su último encuentro con El Diez. Sin embargo, sin brindar muchos detalles, la deportista no pudo disimular su angustia e impotencia al explicar que, en muchas oportunidades, intentó verlo, sobre todo después de su cumpleaños cuando, según destacó, no lo notó bien.

Rocío Oliva, sobre la muerte de Diego Maradona: "Necesito despedirme de él" - Fuente: América TVRocío Oliva, sobre la muerte de Diego Maradona: "Necesito despedirme de él" - Fuente: América TV

"Mucha gente sabe que Diego me quería ver. Pero no se podía. Yo sí quería y me puse a disposición. El 30 de octubre no lo vi bien e insistí. Obviamente ya es tarde, pero me cansé de decirlo. No pude hacer otra cosa", reveló.

La muerte de Maradona. Las dramáticas horas de un día que marcó al mundo

"Me cuesta caer y, de hecho, no caigo", admitió Oliva. Y, con la voz quebrada, repasó el duro momento en el que se enteró de la muerte de Maradona: "Cuando salí del programa me dijeron: 'Mirá el tuit que puso Rial, dice que Diego se descompuso. ¿Por qué no llamás a alguien?'. No sabía nada. Me puse a saludar gente y empecé a escuchar rumores de que había fallecido. Después, me subí al auto y llamé a mi mamá". Así fue relatando la secuencia que se desencadenó minutos después que terminara de participar como invitada en el ciclo que conduce Florencia Peña por Telefe.

"Yo sabía que algo pasaba porque todo el mundo me estaba llamando y me preguntaba. La gente me decía 'fuerza' desde los autos. Fue muy triste", se lamentó Oliva.

La muerte de Maradona: el llanto de Guillermo Cóppola al enterarse la noticia mientras hablaba en una radio

Oliva recordó a Maradona como un hombre "muy importante" en su vida. "¡Qué loco hermoso que era!", dijo y lo describió como una persona "única". Entonces, agregó: "Tenía un corazón de oro. Pocas personas he visto personas con tan buen corazón como él".

Gracias, Maradona (1960-2020)Gracias, Maradona (1960-2020)

Además, se tomó unos minutos para rememorar algunas anécdotas de su convivencia con él en Dubai. "Tengo recuerdos hermosos. Diego me amó mucho a mí. Eso me llena el alma", completó.

La relación con Oliva, con idas y vueltas y denuncias de por medio, se terminó a fines de 2018, cuando ella decidió separarse definitivamente. "Me siento muy triste. Diego fue un hombre muy importante en mi vida. Siempre lo voy a recordar bien. Fue bueno conmigo y con mi familia", concluyó la expareja de Maradona.