Rocían alcohol y queman a niña de 11 años en albergue de Tonalá

·1  min de lectura

GUADALAJARA, Jal., julio 26 (EL UNIVERSAL).- Una niña de 11 años con problemas de epilepsia y salud mental resultó con quemaduras graves tras ser rociada con alcohol y recibir descargas eléctricas en un albergue de Tonalá; tras enterarse de los hechos la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco (CEDHJ) dio aviso al Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura de la Comisión Nacional de Derechos Humanos para que intervenga en el caso.

La directora de Quejas de la CEDHJ, Érika Córdova, explicó que según lo narrado por la madre de la menor, personal del albergue privado ubicado en la colonia Santa Paula, roció con alcohol a la niña para tratar de controlarla durante una crisis y después le aplicaron una descarga eléctrica con una máquina.

"Esas chispas fueron las que provocaron el daño de quemaduras, estamos hablando de tortura, indudablemente", refirió.

La menor es atendida en el Centro Médico de Occidente y presenta quemaduras en el pecho, el abdomen y los brazos.

Córdova señaló que no se sabe hasta ahora si el albergue cuenta con los permisos necesarios para operar, pero el Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura tiene facultades para ingresar de manera inmediata al sitio por tratarse de una Asociación Civil.

Indicó que además de dictar medidas cautelares, también se informó del caso a la Procuraduría de la Niñez para que acuda a este centro y vea lo que ahí está ocurriendo con el resto de los niños.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.