Estos robots cumplen un papel muy importante ante la falta de asistentes de salud en EE.UU.

Tres centros médicos de Chicago ya se valen de robots de 5 pies de altura que son capaces de trabajar las 24 horas y toda la semana. Estos artefactos son esenciales en la distribución de insumos y hasta en la entrega de medicamentos.