Robo. Ladrones se llevaron todos los recuerdos deportivos de José Sanfilippo

Franco Roth
·3  min de lectura
La formación de San Lorenzo en 1960. Sanfilippo, el cuarto de los hincados desde la izquierda
Fuente: Archivo

El exfutbolista José Sanfilippo volvió a su departamento el sábado pasado y lo encontró vacío. Mientras él y su familia no estaban, una banda de al menos cinco delincuentes entró sin forzar la puerta a su edificio y se llevó $90.000 pesos, un celular, una computadora y otros objetos de valor de la familia Sanfilippo. Ocurrió en el barrio porteño de Caballito, sobre la Avenida Pedro Goyena, donde los Sanfilippo viven hace más de una década. En diálogo con LA NACION, María del Carmen, esposa del ídolo de San Lorenzo de Almagro, recordó el momento en que descubrió el robo: "Volvíamos de pasar la tarde en nuestra quinta con José y nuestro hijo. Cuando abrí la puerta, las luces estaban prendidas y en el cuarto de mi hijo llegué a ver una caja de metal donde él guardaba sus ahorros, abierta y tirada en el piso. Pensé: 'Nos robaron todo'".

"Revolvieron y se llevaron lo que quisieron. José, como es de otra generación, guardaba todos sus ahorros en la casa, en una caja fuerte que también se llevaron". Además de los ahorros en dinero efectivo, María del Carmen contó a LA NACION que la caja fuerte contenía joyas que formaron parte de la historia del reconocido goleador: "Son cosas de valor económico pero también sentimental, como el primer anillo que se compró en 1954, de oro, brillantes y rubíes, con la inscripción 'JS'. También le robaron una medalla de oro que le obsequió Juan Domingo Perón como agradecimiento por haberlo acompañado en el vuelo de regreso a la Argentina desde su exilio en España".

El patrimonio perdido también incluye medallas y premios de sus años como jugador, en los que consiguió títulos con la selección argentina como la Copa América de 1957, y también torneos nacionales de una carrera de 25 años que abarcó Argentina, Uruguay y Brasil.

José Sanfilippo tiene 86 años; en su época de futbolista fue uno de los más temibles goleadores argentinos
Fuente: Archivo

Fuentes policiales confirmaron a LA NACION que el jueves pasado María del Carmen denunció la pérdida de sus llaves. Como la puerta de su departamento no estaba forzada, se presume que los ladrones usaron esas mismas llaves para entrar, lo que para los investigadores conecta los dos eventos. Según su esposa, Sanfilippo está muy angustiado. Ambos se sienten "vulnerables":

"Queremos llorar, no podemos creer que por solo una hora no nos cruzamos con los delincuentes" dijo María del Carmen y recordó que en 2008 sufrieron un robo a mano armada en su casa. "Esto fue mucho peor, no sé que nos podría haber pasado a mí o a mi marido, un hombre de 86 años, si nos encontrábamos con los ladrones en esta situación":

Las cámaras del edificio de enfrente captaron a la banda mientras cometía el robo. Se dividieron las tareas: mientras dos entraban disfrazados de repartidores con las llaves del edificio, los otros tres esperaban afuera de un auto blanco, cuya patente no pudo ser tomada por la cámara. Ningún vecino advirtió el robo. Los delincuentes se fueron cerrando la puerta con llave y abandonaron el lugar en el mismo auto.