Robo de ganado. Encuentran otros 4600 animales en el campo de un empresario

Leonel Alberto Rodríguez
·4  min de lectura
Allanamiento en el campo de Santiago del Estero
Allanamiento en el campo de Santiago del Estero

SANTIAGO DEL ESTERO.- El escándalo por la desaparición de 4.600 cabezas de ganado vacuno del campo del empresario cordobés Luis Magliano, actualmente detenido, que afectó también al senador José Alperovich, tomó un nuevo impulso con el hallazgo de otros 2200 animales.

El ganado fue encontrado en un campo del empresario, también de Córdoba, Pablo Miretti, expresidente de la Sociedad Rural del Noreste Santiagueño, propietario de la firma ganadera “Agrolam” y ahora detenido por la justicia local.

Todo se dio por el allanamiento, en el marco de la investigación de esta causa, de un campo en la localidad de Quimili, en el interior santiagueño, a 213 kilómetros de la capital provincial. La estancia, propiedad de Miretti, un conocido dirigente rural muy activo durante el conflicto de las retenciones conocida como “125”, está siendo inspeccionada desde este martes por la policía bajo las órdenes de la fiscal Bitar de Papa.

Desde ayer, los funcionarios judiciales trabajan en tres campos de la Firma “Agrolam SA”, propiedad de la familia Miretti, oriundos de la localidad de Luque, provincia de Córdoba. Allí encontraron documentación del ingreso de 2.200 animales correspondiente al lote robado de 4.600. Con el cruce de datos se comprobó una sociedad entre Magliano y la Familia Miretti bajo la firma “Pical SA”, la cual es propietaria en Corrientes de la “Cabaña Pilaga”, hacia donde la justicia santiagueña estaría enviando un oficio de allanamiento y constatación.

La información

Los entrecruzamientos de datos y el transito detectado del ganado llevo a los pesquisas a concluir que muchas de las cabezas que están en este establecimiento son parte de las 4600 que desaparecieron del campo de Magliano, quien también se desempeñó como Presidente de la Sociedad Rural de Jesús María (Córdoba). En su primer contacto con la policía Miretti indicó que la mayoría de los papeles del ganado de ese campo estaban en Córdoba, pero con un exhaustivo trabajo que se lleva desde el miércoles pudieron comprobar que al menos 2.200 cabezas pertenecen a las 4.600 desparecidas.

La justicia santiagueña amplía el número de cabezas a 4.600, ya que siempre se manejó el de 3.500. Con estos datos LA NACION pudo saber que se procedió a la detención del dirigente rural Pablo Miretti y se dispondrá día y hora para su indagatoria, dando la causa un importante paso en pos de dilucidar el fin de las casi 5 mil cabezas de ganado que desaparecieron del campo de Luis Magliano, hoy detenido acusado de los supuestos delitos de hurto de ganado y estafas.

Este caso explota por la denuncia realizada por las firmas “Haciendas San Eugenio” “El Tránsito”, “La Permanencia” y “El 38 S.A.” por el faltante de sus animales que habían sido depositados, para su engorde con feedloft en dos campos de Santiago del Estero ubicados en Wieisburd y Campo Gallo. Por esta causa, que tiene como caratula “abigeato agravado en perjuicio de Hacienda San Eugenio S.A., El 38 S.A., El Tránsito S.A. y La Permanencia S.A., en concurso real de delitos”, ya hay dos detenidos: Luis Alejandro Magliano y Damián Alberto Manzanelli. Ahora se les suma Pablo Miretti.

José Alperovich

La investigación afectó al exgobernador y actual kirchnerista , José Alperovich, cuando encontraron en uno de sus campos en Santiago del Estero, más precisamente en la localidad de Pozo Hondo, casi 300 de las 4.600 cabezas de ganado vacuno robadas. Desde el entorno de Alperovich argumentaron que Magliano lo estafó con el pago de una deuda usando ganado robado.

José Alperovich tiene ganado y plantaciones de soja
José Alperovich tiene ganado y plantaciones de soja


José Alperovich tiene ganado y plantaciones de soja

Hernán González, representante de una de las firmas damnificadas, indico que “gracias a la intervención del servicio de justicia de Santiago del Estero y al accionar de la policía de la provincia se pudo avanzar positivamente en la investigación”, y rechazó el planteo del entorno de Alperovich alegando “buena fe”, al afirmar que “para las compañías damnificadas, de los elementos reunidos en la causa y con relación a las irregularidades encontradas, está claro que nadie puede alegar la tenencia de animales de terceros de buena fe”.

Para la justicia santiagueña aún falta saber el destino de 2.000 cabezas de ganado que desaparecieron de los campos de Weisburd y Campo Gallo. LA NACION pudo saber que la fiscal Bitar de Papa no descarta más allanamientos, oficios a otras provincias y nuevas detenciones en un complejo entramado que ya es una asociación ilícita.