Robledo dice que "se cortó el dedo" en la designación de delegados

·2  min de lectura

SALTILLO, Coah., marzo 10 (EL UNIVERSAL).- El director general del Instituto Mexicano del Seguro Social, Zoé Alejandro Robledo, afirmó que su mejor decisión fue "cortarse el dedo" en la designación de los delegados en el país, como sucedía en el pasado, puesto que esto permitió que estos cargos surgieran de profesionistas con experiencia, en procesos trasparentes de evaluación.

Al intervenir en la sesión del Consejo Consultivo de la institución en Sinaloa, celebrada en la ciudad de Mazatlán, en la que el delegado Luis Rafael López Ocaña rindió su primer informe, Zoé Robledo admitió que en el pasado eran otras las posibilidades y las formas de designación.

Precisó que la mejor decisión en el Seguro Social fue poner en manos de profesionistas de la salud, con largas trayectorias las delegaciones, mediante concursos de las plazas, con lo que eliminó "el dedo".

En su discurso, asentó que en la pandemia la instrucción presidencial fue trabajar coordinador con los gobernadores, por lo que en el caso de Sinaloa, se ha cumplido, puesto que se logró la reconversión de hospitales y se logró evitar que estos fueran saturados con pacientes.

Robledo admitió que en esta emergencia se tienen noticias de dolor, miedo y crisis, por lo que la institución durante el año 2020, invirtió cerca de 29 mil millones de pesos en pago de bonos, nuevas contrataciones de personal, medicamentos, equipo e infraestructura.

Citó que en el caso de Sinaloa, el Instituto Mexicano del Seguro Social invirtió 724 millones de pesos, sin que se pueda hablar de que hay victoria en la atención de los pacientes, lo que se puede constatar es que la capacidad hospitalaria no se saturó en lo mas fuerte de los contagios.

Recortó que a inicio de la pandemia, en democracias más avanzadas y países más fuertes, surgió la discusión de lo bioética sobre las prioridades de atender a ciertos pacientes por edades o sexos, es decir, si tienen dos enfermos y tienen una sola cama con respirador, a quien se le debe atender.

La instrucción del presidente de la República, remarcó, fue dar atención a todos los pacientes, sin importar edades, sexo, con o sin derecho al servicio médico, lo que se ha cumplido, con un gran esfuerzo del personal del sector salud en su conjunto.

En su participación, el gobernador Quirino Ordaz Coppel valoró que ahora frente a las delegaciones del Seguro Social estén profesionistas de carrera en la medicina, puesto que en el pasado eran cargos políticos que les servían a los titulares para proyectar sus carreras políticas.

Habló que la recuperación económica, en el caso de Sinaloa, ha sido rápida y ágil, sobre todo la actividad turística, puesto que esta no depende, de los visitantes extranjeros que tienen que viajar en avión.

Destacó que Sinaloa depende de un 90 por ciento del flujo de visitantes regionales y nacionales, por lo que esta actividad reputa, bajo las normas sanitarias establecidas, para cuidar la sana distancia.