Robespierre, marcado por la viruela, sufría también sarcoidosis

El diseñador de gráficos por ordenador y director de Visualforensic, Philippe Froesch, presenta el 11 de octubre de 2013 una reconstruccón en 3D de cómo debía ser el rostro del revolucionario frfancés Maximilien de Robespierre (AFP/Archivos | Anne-Christine Poujoulat)

El controvertido personaje de la Revolución francesa Robespierre, que lucía en la cara cicatrices producidas por la viruela, padecía sin duda otra enfermedad, sarcoidosis, según un diagnóstico propuesto por el médico forense, Philippe Charlier. Esta enfermedad explicaría "la fatiga constante, la astenia, que pudo sufrir Robespierre, quien en los últimos meses de vida estuvo al borde del agotamiento", afirmó a AFP el doctor Charlier, especialista en enigmas históricos. Eso sí, no existe ninguna duda sobre las causas de la muerte de Maximilien de Robespierre, apodado el 'incorruptible'. Tras enviar a varios de sus conciudadanos al patíbulo, él mismo fue guillotinado el 28 de julio de 1794 a los 36 años. El investigador del laboratorio de antropología médica y médico-legal de la Universidad Versailles Saint-Quentin se esforzó en reconstruir el dossier médico del personaje que instauró el 'reino del terror'. Para ello, Charlier se ha apoyado en los testimonios de sus contemporáneos y en el "minucioso" examen de dos máscaras mortuorias. Un ejemplar se utilizó en la reconstitución facial en 3D realizado por el infografista Philippe Froesch (Visual Forensic, Barcelona), coautor junto a Philippe Charlier de la "correspondencia" publicada el viernes por la revista médica británica The Lancet. Marie Grosholtz, más conocida como Madame Tussaud, podría ser la autora de esta máscara de escayola. Según Charlier, Robespierre "presenta casi todo los signos de una sarcoidosis: un acceso oftalmológico, cutáneo, al mismo tiempo en las piernas y en el rostro, así como un acceso en las mucosas respiratorias". La sarcoidosis, llamada también enfermedad de Besnier-Beck-Schaumann, es una enfermedad de las que se desconocen las causas y que puede afectar a varios órganos, caracterizándose por la formación granulomas. El médico personal de Robespierre, Joseph Souberbielle, tuvo complicado diagnosticar una sarcoidosis, puesto que esta enfermedad fue descrita por primera vez en 1877 por un médico británico, Jonathan Hutchinson. La sarcoidosis desaparece espontáneamente en gran número de casos, pero actualmente también puede ser tratada con corticoides o con inmunosupresores. No obstante, Robespierre era tratado con sangrías y con una dieta rica en vitaminas, en especial, mediante el consumo de naranjas, según testimonios recogidos por Charlier. El diseñador de gráficos por ordenador y director de Visualforensic, Philippe Froesch, presenta el 11 de octubre de 2013 una reconstruccón en 3D de cómo debía ser el rostro del revolucionario frfancés Maximilien de Robespierre

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.