Roberto Palazuelos anda con la inquietud de entrar a la política

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 1 (EL UNIVERSAL).- A sus 53 años, Roberto Palazuelos considera que está viviendo una parte muy exitosa de su carrera y un "segundo aire" gracias a sus negocios y su trabajo en el medio del espectáculo. Lo que por ahora no le interesa es poner energía y tiempo en la política aunque, en el futuro, no lo descarta.

"Por el momento no, pero no digo que no para siempre, es una inquietud que yo traigo adentro y que siento que sería muy bien. No me gustaría morirme sin hacer algo por mi país, pero no es el momento", dice a EL UNIVERSAL.

Hace un par de días, el empresario visitó la construcción del próximo Aeropuerto Internacional "Felipe Ángeles", en la zona militar Santa Lucía, y tras compartir una imagen a través de su Instagram, sus seguidores comenzaron a sugerir que debería lanzarse de gobernador y después para presidente.

Aunque reitera que por ahora la política no está en sus planes sí le gustaría hacerlo en algún momento y por un motivo en particular.

"Creo que una de las deficiencias más grandes que tiene nuestro país es que tenemos una pésima procuración de justicia que deriva de malos sueldos, que causa una impunidad terrible a todo tipo de criminales y también tenemos un poder judicial que tiene el mismo problema. Me gustaría llegar para darle una profunda reforma a todo eso para volverlo más eficiente y obviamente también me gustaría llegar algún día para traer bienestar a la gente, cuidar de la ecología, pero por el momento son inquietudes, amores que tengo, pero lejanos", explicó.

Como parte de esa misma visita, Palazuelos también recibió críticas por aparecer en las fotografías sin cubrebocas, pero aclara que llevaba uno de color negro que se quitó únicamente para la cámara. Desde que comenzó la pandemia señala que ha tenido todos los cuidados y la prueba es que en estos meses no le ha dado nada.

"No te dejan ni siquiera entrar a la base militar si no lo traes, te están poniendo gel y te toman temperatura y todo. Lo que pasa es que a mí no me gusta tomarme fotos con cubrebocas, la gente tiene que entender que es parte de mi trabajo y de mi imagen y me lo quito para lo que va a salir en la cámara, en el video, y me lo vuelvo a poner y más porque si estoy hablando con el cubrebocas la gente ni me entiende", comentó.

"El cubrebocas es muy importante, sobre todo cuando estás en interiores y ahí se tenía que traer a fuerzas no nada más por el Covid-19 sino porque como están en obra no saben la cantidad de polvo que hay y como te estás trasladando en vehículos de terracería de repente te pasan unos camiones por terracería y te llenan de polvo, sin cubrebocas no puedes estar ahí".

Después de su visita de Santa Lucía, para el "Diamante negro" cambió la visión que tenía del proyecto. Explica que era una de las personas que decía que no iba a funcionar por diferentes causas.

"Yo siempre estaba hasta molesto con la obra porque yo era muy pro del de Texcoco. Pude llegar a conocerlo, me interesó mucho porque ellos mismos van a hacer Tulum".

"Cuando iba yo en el camino venía yo quejándome, llegué a la base militar y cuando empecé a ver el recorrido, las pistas y el sistema MIC (modelado de información para la construcción) y vi a puros jóvenes mexicanos que tienen contratados, me llevaron a ver las pistas… me impresionó".

Después de su visita Palazuelos quedó muy tranquilo de pensar que ellos mismos construirán el aeropuerto de Tulum.