Quién era Roberto Mercadal, el reconocido médico cordobés al que asaltaron y mataron a puñaladas en su casa

LA NACION
·2  min de lectura

El cuerpo de Roberto Américo Mercadal fue encontrado este sábado al mediodía por su nieta de 33 años en la casa en la que vivía solo, ubicada en Roma al 100, en el barrio Santa Ana, a unos 150 kilómetros de Córdoba Capital. Había recibido 14 puñaladas.

María Marta García Belsunce: el escalofriante detalle del velatorio que aparece en la serie de Netflix

Según indicaron fuentes policiales, tras el hallazgo, la mujer se contactó de inmediato con la policía y brindó detalles sobre algunas pertenencias del médico que faltaban. Poco tiempo después, los agentes lograron identificar a un hombre y una mujer que llevaban consigo varios elementos que habían sido sustraídos al médico.

Mercadal, de 74 años, tenía una larga trayectoria como doctor en la localidad cordobesa de Villa María. Se desempeñaba como cardiólogo y clínico, y también había prestado servicio en la Policía y en la Justicia como médico policial y forense.

El dolor del príncipe Harry por el favor que su familia se negó a concederle

Mercadal trabajaba como profesional de la salud en el Centro Médico de la Mutual Irigoyen, ubicado en la calle General Paz al 300, frente al cuartel de los bomberos, donde hasta el viernes por la tarde estuvo atendiendo a sus pacientes. También era médico del PAMI.

Su crimen generó consternación en los vecinos de la zona, que enviaron una gran cantidad de saludos afectuosos para los familiares y amigos de la víctima, que era padre de cuatro hijos, había quedado viudo y vivía solo en la casa; en tanto, el viernes pasado había cumplido años su hija menor.

Ni hisopados ni cuarentena: Las sierras cordobesas están listas para la temporada verano

La principal hipótesis del delito apunta al robo como causa del crimen. "Hay dos detenidos que serían los autores materiales del hecho, una mujer de 27 años y un hombre de 25. Damos por sentado un homicidio criminis causae, tenemos pruebas suficientes para imputar a esas personas. El móvil habría sido un robo, la víctima las habría reconocido y por eso la ultimaron", precisó Juliana Companys, la fiscal de Instrucción de Villa María.