Roberto Baratta pidió ser excarcelado por ausencia de riesgo procesal

Candela Ini

Roberto Baratta

Roberto Baratta busca mejorar su situación procesal a través de distintos caminos. Según comunica a través de su cuenta de Twitter, detenido en el penal de Ezeiza, hace "investigaciones desde la cárcel". Y así como lo hicieron otros exfuncionarios kirchneristas que están presos en las últimas semanas, el exsubsecretario de Control y Coordinación del Ministerio de Planificación Federal pidió su excarcelación.

Mientras los detenidos Julio De Vido y Luis D'Elía pidieron la excarcelación basándose en la aplicación del Nuevo Código Procesal Penal, que establece nuevos límites a las prisiones preventivas, Baratta se basa en que ya no hay riesgos procesales porque la causa de los cuadernos, que es la que lo mantiene preso, ya fue elevada a juicio oral. Ese pedido fue rechazado por el Tribunal Oral N°7, a cargo del juicio por la causa de los cuadernos, pero será revisado por la Cámara de Casación Penal. El jueves pasado, además, su defensora Graciana Peñafort, planteó en Casación que el procesamiento con prisión preventiva que le dictó Bonadio a Baratta en la causa de los cuadernos debería ser revocado.

Pero además de ir por la vía recursiva, Baratta apuesta a marcar las supuestas irregularidades en los expedientes que lo implican para mejorar su situación. El hombre que, según los registros de su chofer Oscar Centeno, comandó parte del esquema recaudatorio durante el kirchnerismo, apuesta a señalar los vínculos entre los servicios de inteligencia y la justicia federal para deslegitimar las acusaciones en su contra. En declaraciones radiales, además, dijo tener "mucha esperanza" por el triunfo del peronismo.

Ayer, a través de su cuenta de Twitter, le pidió al Consejo de la Magistratura y a la Comisión Bicameral de Inteligencia que intervengan a raíz de la presunta intromisión de los servicios de inteligencia en expedientes judiciales donde él se encuentra implicado. Tanto Baratta como Lázaro Báez, también detenido en Ezeiza por el delito de lavado, apuntan en sus estrategias de defensa a Claudia Balbín, una abogada que, según sus dichos, tendría nexos con la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), y que buscó incriminar a exfuncionarios en expedientes de corrupción. Báez apuntó, en el juicio por lavado de dinero, al vínculo entre la abogada Balbín con la AFI. Según el empresario dueño de Austral Construcciones, Balbín lo extorsionó de parte de la AFI para que declarara en contra de Cristina Kirchner.

Los dichos de Báez motivaron que el diputado kirchnerista Rodolfo Tailhade le pidiera a la Comisión Bicameral de Inteligencia citar al empresario a declarar. Baratta se plegó a esa iniciativa y ahora le pide a esa misma Comisión -encargada de controlar y el desempeño de los organismos de inteligencia- que considere los vínculos de Balbín con el perito David Cohen.

David Cohen es un personaje central en los planteos de Baratta, Julio De Vido y los demás implicados en la causa de Gas Natural Licaudo (GNL). Se trata del hombre que elaboró el primer peritaje que consideró Bonadio para procesar y encarcelar a los exfuncionarios kirchneristas. En una investigación judicial a cargo del juez Sebastián Ramos se confirmó que Cohen elaboró un peritaje falso. Allí querella Baratta junto a Julio De Vido, Walter Fagyas y Roberto Dromi. Los exfuncionarios y empresarios kirchneristas procesados en causas por corrupción querellan como víctimas en otros expedientes. Un signo de los tiempos que corren.

Ramos procesó a Cohen por falso testimonio agravado y acreditó que falseó datos. En ese expediente se ordenaron medidas relativas al registro de llamadas de Cohen y aunque se descartó que haya mantenido comunicaciones con el falso abogado Marcelo D'Alessio, fuentes judiciales confirmaron a LA NACION que se acreditaron comunicaciones con la abogada Claudia Balbín. "Continuando con mi investigación desde la cárcel encontré nuevos teléfonos asignados a Claudia Balbín", dijo a través de su cuenta de Twitter.

Baratta apunta a esos llamados para debilitar la causa de Gas Licuado, donde tiene un procesamiento firme por el delito de administración fraudulenta agravada. Ayer señaló, además, que hay llamados de Cohen con un teléfono asignado al Consejo de la Magistratura.