Roberto Ayala, víctima de la inseguridad: fue atacado con adoquines en la ruta 9

·2  min de lectura
Roberto Ayala (el primero desde la izquierda de la imagen) con personal policial de Zárate
Facebook Yor Salguero

El exfutbolista y actual integrante del cuerpo técnico del seleccionado nacional de fútbol Roberto Ayala fue víctima de un violento robo cuando conducía una camioneta por la ruta 9, a la altura del barrio San Cayetano, en el límite entre los partidos bonaerenses de Campana y Zárate.

Así lo informaron a LA NACION fuentes policiales. El hecho ocurrió en las últimas horas cuando Ayala manejaba una camioneta Renault Koleos por la ruta 9 y, a la altura del kilómetro 81 sufrió la rotura de dos neumáticos tras impactar con unos adoquines que estaban sobre el asfalto.

Cuando Ayala detuvo la marcha de su camioneta en la banquina fue atacado por tres delincuentes armados que le sustrajeron el teléfono celular y dinero en efectivo.

Según fuentes del caso, los delincuentes se habrían hecho de un botín de casi 700.000 pesos. En el caso, después de la denuncia de la víctima, tomó intervención personal una comisaría 1a. de Campana.

La víctima fue elegida al voleo. Los delincuentes dejan adoquines sobre la ruta, en una zona de curvas, y por la velocidad y la oscuridad, los conductores se los llevan puestos. Después del impacto, deben estacionar y es en ese momento donde son atacados por los delincuentes”.

La investigación del robo está a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N° 2 de Campana, conducida por la fiscal Laura Brizuela.

Es una zona peligrosa. Generalmente solo se llevan relojes, teléfonos celulares y algún otro objeto de valor, pero en este caso la víctima tenía una importante cantidad de dinero en efectivo. No es la primera vez que sucede un robo con el mismo modus operandi en ese sector de la ruta 9”, dijo a LA NACION una fuente que participa de la investigación.

Ayala, en su denuncia, sostuvo que los delincuentes tenían armas de fuego y también armas blancas. Según pudo saber LA NACION de fuentes del caso, si bien la víctima dijo que los ladrones tenían la cara descubierta adelantó que no podría identificarlos porque ″todo fue muy rápido”.

Para intentar identificar a los delincuentes, la fiscal Brizuela tiene la colaboración de personal de la Delegación Departamental de Investigación (DDI) de Zárate-Campana de la policía bonaerense.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.