Robert Hendy-Freegard huye de la Policía francesa tras herir a dos gendarmes

Este el seguimiento de una historia real que saltó a la fama internacional por la serie de Netflix basada en ella. Robert Hendy-Freegard fue condenado a cadena perpetua por secuestro, robo y engaño en 2005 por los tribunales británicos tras sustraer un millón de libras a sus víctimas. Ahora está fugado tras herir a dos gendarmes en un pequeño departamento del centro de Francia.