Robert Englund ansía ver un nuevo Freddy Krueger

ALICIA RANCILIO
ARCHIVO – En esta fotografía de archivo del 28 de julio de 2018, Robert Englund participa en el panel "Eli Roth's History of Horror " en la gira de prensa de TCA en Beverly Hills, California. Englund desea ver una nueva versión de su personaje Freddy Krueger. El actor espera que alguien más se atreva a revivir la franquicia de “Nightmare on Elm Street” (“Pesadilla en la calle del infierno) que popularizó en la década de 1980 aprovechando las tecnologías actuales. Para Englund es momento de que los dedos afilados de Krueger pasen permanentemente a otro actor. (Foto Richard Shotwell/Invision/AP, archivo)

NUEVA YORK (AP) — Robert Englund, el actor que convirtió a Freddy Krueger en un ícono del cine de terror, ansía que alguien más se atreva a revivir la franquicia de “Nightmare on Elm Street” (“Pesadilla en la calle del infierno”).

Para Englund, es hora de pasarle a otro el guante de cuchillas afiladas.

“Estoy demasiado viejo”, dijo el actor de 72 años. “Sé que todo se vuelve a hacer eventualmente”.

Englund interpretó a Krueger, un villano asesino que acosa a sus víctimas en sus sueños, en ocho películas y ocasionalmente en televisión. Y a pesar de que hace unos años pensaba que todavía sería capaz de hacer una cinta más de Kruger, comparó la situación con la de “un atleta que no se puede levantar un lunes por la mañana”.

Ahora está dispuesto a ver a alguien más elevar los estándares.

“Ahora con las nuevas tecnologías, las películas pueden rehacerse porque podemos hacer efectos especiales aún mejores y más sofisticados, y estoy deseoso de ver una nueva película de ‘Nightmare’ en la que realmente puedan volverse locos con un paisaje onírico, con las escenas de las pesadillas, usando algunas de las técnicas de ‘Inception’ (‘El origen’) o esa vieja película de Robin Williams ‘What Dreams May Come' (‘Más allá de los sueños’)”.

“A Nightmare on Elm Street” fue revivida en 2010 con Jackie Earle Haley en el papel de Freddy y Rooney Mara, Katie Cassidy y Kellan Lutz como parte del elenco. Las críticas fueron malas, pero fue un éxito de taquilla al recaudar más de 115 millones de dólares a nivel mundial.

Wes Craven dirigió la primera película en 1984, y uno de sus protagonistas fue el entonces desconocido Johnny Depp.

“Johnny se vestía muy rockabilly en esa época. Tenía el mejor pelo”, recordó Englund. “Llamaba a todo mundo señor y señora”.

En cuanto a su entrega favorita de “Nightmare”, Englund dijo que sería la séptima: “Wes Craven’s New Nightmare” (“La última pesadilla”).

“Fue realmente una carta de amor para los fans. Como que todos nos interpretamos a nosotros mismos y nos reímos de nosotros mismos, nos burlamos un poco de Hollywood. Pero también la hicimos un poco meta, tú sabes, es una película dentro de una película”, dijo. “Estaba algo adelantada a su época, pero después de que se estrenó la franquicia ‘Scream’ (‘Grita antes de morir’), muchos de los fans volvieron a ver ‘Wes Craven’s New Nightmare’ y encontraron las sorpresas ocultas y un poco la estructura metaficcional en ella”.

Englund es actualmente el anfitrión de la nueva serie de Travel Channel “True Terror with Robert Englund", que se transmite los martes a las 10 p.m. En ella, revisa con la ayuda de historiadores cosas espeluznantes como supuestas casas embrujadas e historias sobre gente enterrada viva.