Robeisy Ramírez peleará por una faja mundial. No es como muchos cubanos que son aburridos

La confirmación viene desde lo más alto de Top Rank. Bob Arum, el presidente de una de las empresas más poderosas de los últimos tiempos, afirmó que Robeisy Ramírez va rumbo a una pelea por la faja que dejaría vacante Emanuel “Vaquero’’ Navarrete en el peso pluma de la Organización Mundial del Boxeo.

Lo que era un secreto a voces quedó expuesto en firme por Arum al comentar que Navarette ascenderá oficialmente al peso superpluma para enfrentarse a Liam Wilson por el cinturón vacante de las 130 libras de la OMB, el 3 de febrero en Arizona.

“Creo que se supone que tiene que conseguir una oportunidad por el título muy rápido, ¿verdad?’‘, expresó Arum al sitio Give Me Sport “Creo que está en la cola para luchar por un título vacante. Creo que será por la OMB. Quiero decir, está llegando’’.

Por el momento, el peleador de Cienfuegos está clasificado en el puesto tres por la OMB y su combate por el título podría ser contra el africano y ex campeón mundial Isaac Dogboe, clasificado en la posición cimera e igualmente promovido por Top Rank.

Una pelea de esta magnitud sería la realización de su sueño para Ramírez, quien escapó de una concentración deportiva en México y llegó a Estados Unidos en busca de la oportunidad de convertirse en campeón profesional y sumar eso a su historial como doble titular olímpico.

“Él estaba huyendo de los [el gobierno] cubanos, recuerdo, y por alguna razón, lo pusimos allí de inmediato una vez que lo tuvimos, ya sabes, establecido en los Estados Unidos, y fue derrotado en su primera pelea y yo no lo podía creer’’, agregó Arum sobre los inicios de la carrera de Ramírez.

“Así que por suerte le conseguimos la revancha, que ganó, y ha sido una casa en llamas desde entonces’’.

Con la ayuda del profesor Ismael Salas, Ramírez ha reencausado su enorme talento y ha hecho una transición de su pasado amateur a su presente profesional al punto de convertirse en un peleador capaz de noquear, más allá de su capacidad para boxear de manera inteligente.

“Tienes razón, tiene un talento tremendo y ha aprendido a pelear como un profesional y no como un aficionado’’, recalcó Arum.

“No como muchos de estos cubanos que son aburridos’’.