Anuncios
Elecciones México 2024:

Cobertura Especial | LO ÚLTIMO

Robbie Williams habla de la anorexia que padecía

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 2 (EL UNIVERSAL).- Robbie Williams habla por primera vez de la anorexia que lo aquejó a lo largo de los años, pues reconoce que cuanto atravesaba uno de los momentos más críticos de la enfermedad llegó a comer sólo un plátano al día, sin embargo, reconoció que su trastorno alimenticio estuvo entremezclado con otras prácticas insanas que lo llevaron al límite y con las que todavía batalla, pues es padece dismorfia corporal.

Ni toda la fama ni el reconocimiento de sus fans impidió que el cantante de 49 años cayera en una profunda depresión, de la mano de los ataques de ansiedad que enfrentaba, en uno de los momentos más importantes de su carrera, cuando en 2009 decidió hacer una pausa de tres años, debido a que fue diagnosticado con agorafobia, lo que le producía un gran temor cuando socializaba.

En "Robbie Williams: Raw. Honest. Real", el documental que está a punto de estrenar, Robbie se sincera y recuerda cómo vivió emocionalmente la llegada de la fama a su vida, en la que homologa lo mejor y lo peor de su vida, pues desde que era muy joven debutó en el mundo de la música, cuando con sólo 16 años se convirtió en el líder de la agrupación musical Take That y, desde ese momento, las miradas de millones de personas se dirigieron a él, lo que lo llevó a un estado de confusión que no sabía determinar cuando alguien se acercaba a él de forma sincera y cuando lo hacía sólo por el hecho de que era una celebridad.

Derivada de la fama, llegó la anorexia, problema que Williams reconoce que padeció por décadas y que llegó a agudizarse a tal grado que hubo momentos en los que sólo comía una fruta al día para mitigar su hambre, pues consumía sólo 90 calorías cada 24 horas.

Aunque el intérprete de "Feel" explicó que no sólo padeció anorexia, pues considera que su trastorno alimenticio se parecía más a una clase de híbrido, en la que ejecutaba diferentes prácticas para mantenerse delgado y en forma.

"Ha habido un trastorno alimentario general que me ha acompañado toda mi vida, es una mezcla de todos los trastornos; tenía 'bigorexia', que es pensar que no tienes músculos ni tamaño, y anorexia (también), pero falta una palabra, y eso es lo que soy...era restrictivo o comía en exceso; nunca lo he hecho bien... hay un trastorno alimentario del que no estoy seguro de cuál es el trastorno que padezco", explica en el tráiler de su docuserie.

A lo largo de cuatro episodios, Robbie habla acerca del trastorno dismórfico corporal (TDC) que padece y que lo ha llevado a tener una imagen distorsionada de su apariencia, pues a pesar de que hubo una época en que el éxito era su gran compañero, y miles de fanáticas y fanáticos lo admiraban por su talento y gran atractivo, él se reprochaba por no ser suficientemente bueno para sí mismo, sentimiento que confió sigue persiguiéndolo hasta hoy día, a 25 años de que debutará como solista.

"Podría escribir un libro sobre el autodesprecio en lo que respecta a mi imagen corporal, como existe puro odio hacía uno mismo; 'La fealdad de sentirse feo', soy dismórfico corporal y, además de ser dismórfico a veces, puedo tener más de 40 libras de sobrepeso, así que puedes imaginar lo que ve mi mente o tal vez no puedas imaginártelo de ninguna manera, es un desastre", confiesa.

Y aunque el cantante de "Rock DJ" habla de la dismorfia en la serie, producida por el cineasta Riddley Scott, ya había abordado el tema en sus redes sociales, cuando sus seguidores mostraron preocupación al percatarse de su radical pérdida de peso.

"En este momento estoy flaco... Pero siendo como soy, mi mente me dice: '-Joder, genial Rob, lograste adelgazar y ahora eres viejo, felicidades...´, La lucha es real, la tristeza es impactante, lo he tenido toda mi vida y no disminuirá", dijo.

"Robbie Williams: Raw. Honest. Real" se estrenará el próximo miércoles 8 de noviembre.