Robaron y faenaron un ternero que podría tener rabia y ahora una comuna entera pide no comer carne

·4  min de lectura
La enfermedad puede afectar a bovinos, entre otras especies
En Misiones, unos cuatreros faenaron a un animal que había sido aislado como potencial caso de rabia y ahora una comuna está en riesgo

El municipio de Comandante Andresito, en el norte de Misiones, alertó a la población para que no consumiera carne de “procedencia desconocida” ante el reciente robo de un ternero que estaba enfermo, se supone que tenía rabia, en el paraje La Selva, y que fue faenado y vendido a distintas carnicerías de la zona.

El abigeato ocurrió el pasado 4 de junio, cuando un grupo de cuatreros robó un ternero que estaba medicado y tras faenarlo lo vendió a diferentes comercios locales. En este contexto, autoridades comunales alertaron a la población de no consumir carne de dudoso origen “y así prevenir posibles intoxicaciones alimentarias que pueden causar mucho daño a la comunidad”.

El bovino muerto y faenado clandestinamente era de raza Braford, pesaba unos 100 kilogramos y se encontraba en tratamiento médico, denunció ante la Policía su dueño, de 28 años.

En el marco de esta causa, efectivos de la Policía de Misiones lograron detener a dos hombres, de 26 y 32 años, y secuestraron un vehículo, así como también restos de carne vacuna no aptas para el consumo humano.

Las investigaciones de los uniformados permitieron determinar que parte de la carne infectada estaría en una vivienda del barrio Quintas Altas, de esa localidad, por lo que con una orden del juzgado de Instrucción 3 de Puerto Iguazú se procedió al allanamiento del domicilio y al secuestro de la carne.

Víctor Chamula, presidente de la Asociación Ganadera de Andresito (AGA), lanzó una alerta en diálogo con Canal 2 de Andresito: “Hoy está en riesgo la vida de seres humanos”. Tras ello agregó: “El problema es que hoy hay alrededor de 100 kilos de carne que no se sabe en qué carnicería, mercado o freezer están. A causa de los cuatreros, nuestra población consume carne sin ningún tipo de control”.

La Asociación Ganadera de Andresito fue advertida por el caso de un ternero posiblemente infectado con rabia, por lo que se lo apartó del ganado y se lo aisló en un corral con tratamiento médico. Pero el 4 de junio se produjo el robo en el paraje la Selva, donde los cuatreros faenaron al animal enfermo.

Qué es la rabia

El virus de la rabia se transmite al ser humano a través de saliva de animales infectados, tanto domésticos como silvestres. Al encontrarse concentrado, el contagio suele darse a través de mordeduras.

  • Generalmente, el virus entra a través de la piel y membranas mucosas por mordeduras o arañazos

  • El periodo de incubación de la enfermedad es variable y en humanos va desde menos de dos semanas hasta más de un año, con un promedio de 1 a 4 meses. Este tiempo está estrechamente ligado a localización, profundidad y gravedad de la mordedura, arañazo, etc., del animal infectado, proximidad de troncos nerviosos, distancia al cerebro y cantidad de partículas virales inoculadas

  • En la Ciudad y en la provincia de Buenos Aires, los murciélagos (quirópteros) son la principal fuente de transmisión a los animales y al hombre de la rabia, por eso se pide que cada vez que se encuentra un murciélago en el suelo, no se lo toque y se informe al instituto de zoonosis correspondiente (por ejemplo el Instituto Luis Pasteur en Capital Federal o el Departamento de Zoonosis Urbana de cada jurisdicción en la provincia de Buenos Aires)

Qué ocasiona la rabia

  • El virus rábico produce un cuadro clínico de encefalomielitis aguda. Los síntomas evolucionan a un cuadro de parálisis con alteraciones cardiorrespiratorias que pueden ocasionar que el paciente entre en estado coma y muera en un período de 5 a 7 días

La enfermedad puede adoptar dos formas

  • En la primera, la rabia furiosa, los enfermos presentan signos de hiperactividad, excitación, hidrofobia (miedo al agua) y, a veces, aerofobia (miedo a las corrientes de aire o al aire libre), y la muerte se produce a los pocos días por paro cardiorrespiratorio.

  • La otra forma, la rabia paralítica, representa aproximadamente un 30% de los casos humanos y tiene una evolución menos grave y, por lo general, más prolongada. Los músculos se van paralizando, empezando por los más cercanos a la mordedura o el arañazo. El paciente va entrando en coma lentamente. A menudo, la forma paralítica no se diagnostica correctamente, lo cual contribuye a la subnotificación de la enfermedad.

Con información de la agencia Télam

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.