Rituales para amor, prosperidad y salud en el 2022

·6  min de lectura

El Universo es el resultado de nuestros pensamientos. Ellos son su fundamento y su materia. Las fuerzas mágicas pueden ser orientadas hacia el bien o hacia el mal. El principio que las forma es siempre el mismo: el pensamiento, la voluntad y la imaginación. El pensamiento es una fuerza poderosa. Todo lo bueno o lo malo que existe en el mundo se origina de un pensamiento consciente o inconsciente concebido o manifestado por los hombres. Es por esto que cuando estés efectuando estas magias o símbolos las hagas consciente de que tus pensamientos sean verdaderos y genuinos.

La práctica de un ritual o de una magia está llena de simbolismos que al ejecutarlos mezclamos nuestras intenciones y nuestros deseos creando una corriente de energía y de intenciones poderosas. Es importante escoger o preparar un lugar especial donde puedas efectuar tus rituales, meditar e invocar a tus seres de luz. En cada una de nuestras magias se encuentran representados los cuatro principales elementos de nuestro universo: el aire, la tierra, el agua y el fuego.

Los inciensos purifican nuestro aire, el ambiente. Las velas son símbolos de transformación. El agua nos da equilibrio, purificación y nos estabiliza emocionalmente. Los cristales son los representantes de cada uno como terrestres. A todos estos elementos añadiremos flores, aceites, frutas y hasta metales que puedan influir y agregar más magia y encanto a nuestras intenciones.

EL AMOR

La vela roja se usa para la pasión, el amor intenso, el estímulo emocional y está asociada con Santa Bárbara. La de color rosa se usa mucho para que regrese un amante perdido, para atraer nuevos amores, alejar la depresión y para celebrar un momento de pasión y de amor. La amarilla para la armonía y para lograr la comprensión en el matrimonio. La blanca para representar a la persona y también para la paz y la armonía.

Los inciensos más utilizados son los de menta, pachulí, sándalo y rosas. También debemos utilizar una copa de agua con pétalos de rosas junto a los cristales que representen tu signo zodiacal, por ejemplo: Libra, una turmalina o topacio, Tauro, la Esmeralda, y así con cada piedra de su correspondiente signo.

Para atraer el amor deseado utiliza:

1 vela roja

incienso de canela o de rosas

1 cinta roja

1 cordón blanco

Imán pequeño

Pétalos de rosas

1 pequeño saquito de seda

1 retrato de la persona deseada (se puede sustituir por el nombre completo).

Enciende tu vela diciendo: “Esto lo hago con mucha fe de que si me conviene que se dé pronto. Yo pido sólo que se despierte su deseo por mí, como yo lo deseo a él o a ella. Que ilumine y guíe el camino del amor hacia mí”. Coloca el retrato frente a tu vela, toma el cordón y le haces siete nudos y mientras, vas diciendo: “Pongo todo el poder de los seres de luz y al atar cada nudo, ato el amor hacia mí”. Al terminar colocas tu cordón en tu saquito de tela, prendes tu incienso y pasas tu imán por encima del humo de tu incienso. Pon en tu pensamiento a la persona amada y repite su nombre varias veces. Luego que se consuma tu incienso pones sus cenizas en tu saquito, junto con el imán y los pétalos de rosas. Utiliza la cinta roja para cerrarlo y repite: “Que estos símbolos de amor que hoy combino produzcan la magia de amor que necesito y que según se llene este saquito de poder, se llene mi vida del amor que me conviene y de la felicidad que me corresponde”. Esta magia puedes repetirla.

LA SALUD

Para esta magia se utilizan las velas blancas que significan limpieza y pureza. Una para el enfermo y la otra para tu Dios. La estampita del Arcángel Rafael o la mención de este ser de luz es muy importante. Él está relacionado con la curación, asiste a enfermos y a los que sufren de dolores físicos y espirituales. En una copa o fuente coloca agua de primavera (spring water), combínala con agua de Florida o Lavanda y en ella pon unos cuantos cubitos de alcanfor. Colócala cerca de la cama del enfermo y cambia su agua una vez por semana. Debajo de su cama coloca un plato con tierra y sal para que absorba la enfermedad y purifique el ambiente. El incienso que se usa es el Pachulí que levanta los ánimos y carga el ambiente de energía positiva. Junto a tus velas blancas coloca un limón partido que actuará como depurador ambiental y ayuda para conservar la salud física y mental, y además coloca una manzana que simboliza la salud y favorece conseguir la estabilidad psíquica. Escribe el nombre de la persona que necesite curación y la enfermedad que ésta padezca. Quema con mucho cuidado el papel con el fuego de las velas blancas, y mientras repite: “Según se va quemando este papel así irá mejorando la salud de esta persona. Que desaparezca en tiempo razonable lo que le aqueja y que recupere su salud”. Para prevenir enfermedades ocasionadas por los cambios de temperatura, gripes, neumonías etc., se recomienda recoger pétalos de violetas, secarlos y junto a unas hojas de mejorana, colocarlos en un saquito y cerrarlos con cinta blanca. Mantenlo cerca de la cama de la persona que lo necesita.

DINERO

Es preferible esperar a realizar esta magia en la mañana, cuando esté saliendo el sol, que es fuente de energía para nuestro Universo. Usa una vela de color amarillo o dorado. Enciende tu incienso de sándalo (abre caminos y atrae el dinero, suerte y fortuna). En una pequeña fuente de cristal colocas unas cuantas monedas que hayas tenido en tu bolsillo o cartera por varios días. Añade tu piedra del signo que te corresponda. En un saquito color verde colocas tu retrato con un pequeño imán. Primero darás las gracias por todo lo que la vida te ha dado hasta este momento y lo que en el futuro vas a recibir. Repite: “Pongo toda mi confianza en la fuente divina que todo lo provee. Como imán atraeré a las personas que me faciliten y me ayuden a conseguir lo deseado (empleo, dinero, suerte). Me abro a recibir toda clase de prosperidad y aceptaré lo que sea más provechoso y conveniente para mí. Todo lo que necesite llegará sin obstáculos en el momento justo y necesario”. Puedes hacer tu petición por escrito y poner el papel debajo de tu fuente, en donde colocarás también tu saquito verde. Este ritual lo puedes repetir una vez a la semana hasta que se te dé lo deseado. En el universo hay mucha abundancia y te mereces parte de ella, sólo tienes que pedir con fe y poner tus habilidades a trabajar, para que así puedas recibir lo que éste te tiene reservado para ti.

La palabra encierra el sentir del que está orando. La magia aparece con la palabra, la cual se usa en los encantamientos y en todo tipo de magias. Las cosas fueron creadas al ser nombradas. No hace falta que se emita o se diga en voz alta. La oración es la conversación del hombre con Dios. Puede ser improvisada o podemos emplearla de una forma sagrada. La oración es el vehículo que nos conduce a Dios. Los que están de la mano de Dios no necesitan palabras para dirigirse a Él, con un solo suspiro basta para que Dios los oiga.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.