Ritmo vertiginoso: China aplicó 100 millones de dosis en cinco días, pero no evita las críticas

·3  min de lectura
Los residentes caminan por un centro de vacunación en Beijing
Ng Han Guan

TAIPEI.- A pesar de un inicio lento, China logró aplicar en solo cinco días 100 millones de dosis de sus vacunas contra el coronavirus. Gracias al poder y el alcance de su sistema de partido único y una industria farmacéutica en proceso de maduración, el país inmuniza a su población a un ritmo vertiginoso y prevé inocular al 80% de sus 1400 millones de habitantes para fin de año.

Hasta ayer, China había distribuido más de 680 millones de dosis, casi la mitad de ellas solo en mayo, lo que equivale a casi un tercio de las 1900 millones de vacunas administradas en todo el mundo, según Our World in Data.

Israel: Netanyahu da pelea mientras la oposición busca apurar el voto para destronarlo

La vacunación está lejos de ser perfecta, en especial por su desigual distribución de fármacos, pero el llamado a recibir las dosis llega a todos los rincones del país. Los incentivos llegan desde empleadores a sus trabajadores, en las escuelas animan a sus estudiantes y personal, y los trabajadores de los gobiernos locales controlan a los residentes.

Esto pone de manifiesto tanto la fortaleza del sistema como los riegos para las libertades civiles, una preocupación global que es especialmente notable en China.

“El Partido Comunista tiene gente que llega hasta cada aldea, cada vecindario”, afirmó Ray Yip, exdirector de la Fundación Gates en China y experto en salud pública. “Esta es la parte draconiana del sistema, pero también le da mucho poder de movilización”.

China administra en promedio al rededor de 18 millones de dosis diarias, según los datos de Our World in Data a siete días. Esto implica una dosis para cada uno de los habitantes de Italia cada tres días.

Estados Unidos, con un cuarto de la población de China, alcanzó los casi 3,4 millones de inyecciones diarias en abril, en el punto álgido de su campaña.

Emma Coronel, del glamour de Nueva York a una celda diminuta en Virginia: el auge y caída de la esposa del Chapo Guzmán

Dado que el gobierno no publica ciertos datos, no está claro cuantos ciudadanos están completamente inoculados con las partes de las vacunas Sinopharm y Sinovac.

Zhong Nanshan, un reconocido doctor gubernamental que dirige un grupo de expertos adscrito a la Comisión Nacional de Salud, afirmó el domingo que el 40% de la población ha recibido al menos una dosis y que el objetivo es que ese porcentaje esté totalmente inmunizado a fin de mes.

Residentes hacen fila en el exterior de un centro de vacunación contra el COVID-19, en Beijing
Residentes hacen fila en el exterior de un centro de vacunación contra el COVID-19, en Beijing


Residentes hacen fila en el exterior de un centro de vacunación contra el COVID-19, en Beijing

En Pekín, el 87% de la población tiene al menos una dosis. En la capital se puede acceder a las dosis incluso en autobuses estacionados en zonas transitadas, como el centro de la ciudad o en centros comerciales.

Pero esta abundancia de la ciudad no se percibe en el resto del país, donde medios locales y comentarios en redes sociales aseguran que es muy difícil conseguir el turno para vacunarse en otras zonas.

Duró menos de un mes: Donald Trump cerró el blog que abrió para reemplazar a Twitter

“Empecé a hacer fila ese día a las 09:00, hasta las 18:00 horas, y solo entonces recibí la inyección. Fue agotador”, explicó recientemente Zhou Hongxia, residente en Lanzhou, en la región noroccidental de Gansu. “Cuando me fui, todavía quedaba gente esperando”.

Funcionarios del gobierno central aseguraron que están trabajando para que el sistema de vacunación sea más equitativo.

Antes de que la campaña se intensificase en las últimas semanas, la gente no tenía prisa por vacunarse ya que China ha mantenido el virus bajo control durante gracias a sus estrictos controles fronterizos y a cuarentenas obligatorias.

Agencia AP