Rishi Sunak asistirá a la cumbre del Consejo Británico-Irlandés

Londres, 9 nov (EFE).- El primer ministro británico, Rishi Sunak, participará este jueves en una reunión del Consejo Británico-Irlandés, en la que se abordarán los retos sociales, económicos y políticos que afrontan ambos países, así como el impacto de la guerra de Ucrania en Europa.

Fuentes de Downing Street confirmaron hoy que Sunak se reunirá con su colega irlandés, Micheál Martin, y con los ministros principales de Escocia y Gales, Nicola Sturgeon y Mark Drakeford, respectivamente.

Durante el discurso de apertura, el jefe del Gobierno del Reino Unido -el primero en asistir personalmente a este tipo de reunión desde 2007- tiene previsto efectuar un llamamiento a la "unidad" y al "trabajo colectivo por el bien de los intereses comunes", en un momento de "enormes desafíos" por la situación de la "economía global" y el conflicto en Ucrania, según un comunicado.

El Consejo Británico-Irlandés es un órgano de debate establecido tras la firma del acuerdo de paz del Viernes Santo (1998), el texto que puso fin al conflicto en Irlanda del Norte, que, no obstante, no tiene representación gubernamental en esta reunión de dos días, que se celebra en Inglaterra, porque el Ejecutivo autónomo de Belfast está suspendido desde el pasado febrero.

En este sentido, Sunak pondrá en valor la función del consejo para "encontrar soluciones" a la crisis norirlandesa, con vistas a "restaurar el Gobierno de poder compartido" entre nacionalistas y unionistas "tan pronto como sea posible".

De momento, el Ejecutivo británico anunció este miércoles que prorrogará en hasta doce semanas el plazo límite para convocar unas elecciones anticipadas en Irlanda del Norte si no hay acuerdo entre los partidos, mientras Londres negocia con Bruselas la cuestión del protocolo del Brexit para la región.

Este asunto mantiene suspendido el Ejecutivo autónomo norirlandés por el veto del probritánico Partido Democrático Unionista (DUP), segunda formación, a entrar en un Gobierno encabezado por el nacionalista Sinn Féin, ganador de las elecciones del pasado mayo, hasta que el Reino Unido y la Unión Europea no acuerden una reforma radical del citado protocolo.

Asimismo, ha creado tensiones entre Londres y Dublín, lo que ha llevado a dirigentes irlandeses a advertir de que sus relaciones se encuentran en su punto más bajo en años.

(c) Agencia EFE