Riesgos de insolvencias en China están "muy controlados", dice viceministro de Finanzas

Por Elias Glenn
Imagen de archivo de billetes de 100 dólares y billetes de 100 yuanes en Pekín, China . 21 de enero 2016. Los riesgos de insolvencias en China están "muy controlados", pero los gobiernos locales deben asegurarse de que el aumento de su gasto de deuda durante este año esté dentro de los límites estipulados, dijo el viernes el ministro de Finanzas, Liu Wei. REUTERS/Jason Lee/Illustration/File Photo

Por Elias Glenn

BOAO, China (Reuters) - Los riesgos de insolvencias en China están "muy controlados", pero los gobiernos locales deben asegurarse de que el aumento de su gasto de deuda durante este año esté dentro de los límites estipulados, dijo el viernes el ministro de Finanzas, Liu Wei.

Pekín ha reforzado los controles sobre la deuda en los últimos años de los nuevos gobiernos locales para evitar los riesgos generados por unos préstamos convulsivos que tenían como objetivo suavizar el impacto de la crisis financiera mundial.

Este año, China ha limitado el monto de la deuda pendiente de los gobiernos locales a 18,8 billones de yuanes (2,73 billones de dólares), frente al techo de 17,2 billones de dólares en 2016, excluyendo bonos emitidos bajo un esquema de canje de deuda.

A fines del año pasado, la deuda pendiente de los gobiernos locales ascendía a 15,32 billones de yuanes.

"Los riesgos actuales sobre la deuda en China están muy bajo control", dijo Liu, aunque enfatizó que los gobiernos locales deben controlar el aumento de la deuda dentro del límite establecido en el informe del Gobierno, publicado a principios de este mes.

Se establecerá un sistema de prevención de riesgos para monitorizar las regiones en riesgo, dijo Liu en un foro en la ciudad, en la sureña provincia de Hainan.

"El Gobierno otorga gran importancia al tema de la deuda", dijo Liu, quien fue nombrado viceministro de Finanzas a fines de febrero.

Bajo una política fiscal proactiva, China ha aumentado su objetivo de déficit presupuestario en alrededor de 200.000 millones de yuanes a 2,38 billones de yuanes este año, buscando compensar la reducción de los ingresos gubernamentales debido a recortes de impuestos y de tasas.

(1 dólar = 6,8861 yuanes)

(Editado en español por Rodrigo Charme)