El día que Ricky Martin reveló su verdad y le cambió la vida a gente que no conocía para siempre

·4  min de lectura

'Hoy acepto mi homosexualidad como un regalo que me da la vida'.

Al escribir estas palabras, Ricky Martin cambió no solo su vida, sino la de toda una generación de miembros de la comunidad LGBTQI alrededor del mundo de habla hispana, que gracias a esta revelación hecha por el famoso cantante —sin lugar a dudas el más célebre intérprete nacido en Puerto Rico, y el más exitoso exintegrante de Menudo— recibieron visibilidad, y la posibilidad de tener el respeto que antes no recibían.

BEVERLY HILLS, CA - MARCH 04:  Jwan Yosef (L) and Ricky Martin attend the 2018 Vanity Fair Oscar Party hosted by Radhika Jones at Wallis Annenberg Center for the Performing Arts on March 4, 2018 in Beverly Hills, California.  (Photo by Dia Dipasupil/Getty Images)
Ricky Martin y su esposo, el artista plástico Jwan Yosef (Dia Dipasupil/Getty Images)

Esto vino cuando el artista hizo la confesión a través de su página oficial: "Les juro que cada palabra que están leyendo aquí nace de amor, purificación, fortaleza, aceptación y desprendimiento. Que escribir estas líneas es el acercamiento a mi paz interna, parte vital de mi evolución."

Aunque la orientación sexual de Ricky era un secreto a voces desde mediados de los años 90, este se había mantenido hermético al respecto, e incluso en ese periodo había tenido relaciones sentimentales con mujeres, entre ellas la modelo y presentadora mexicana Rebeca de Alba, quien es 10 años mayor que él, y que protagonizó un episodio muy polémico de la vida de Ricky, llegando incluso a rumorearse que la pareja había concebido (y perdido) un bebé.

Al hacer su salida oficial del clóset, que le representaba un paso que no podría desandar, el intérprete de 'Livin' la vida loca' y 'La bomba', hizo una reflexión acerca de estos y otros aspectos de su vida personal tal y como estaba expuesta a los medios. Así fue como enfatizó que "mucha gente" le dijo que "era preferente no" confesar su homosexualidad, pues "todo lo que había logrado en sus años de carrera se colapsaría". 

También señaló que por años él mismo había tenido miedo de que "muchos en este mundo no estarían preparados para aceptar mi verdad, mi naturaleza", y que ello tendría un cariz negativo en su carrera y en cómo sería visto por los medios y el público, que no podrían evitar una asociación morbosa de su persona con una orientación que seguía siendo criticada en ese momento histórico; esto lo llevó a tener una vida muy solitaria, ya que todos sus encuentros personales tenían que llevarse a cabo mediante el secreto y esto poco a poco fue mermando su autoestima. "Dejarme seducir por el miedo fue el verdadero sabotaje en mi vida. Mucho más que la confesión que ahora hago".

"Hoy me responsabilizo por completo de todas mis decisiones, y de todas mis acciones", agregó, señalando entonces que a partir de ese momento, a las únicas cosas a las que tendría miedo serían la guerra, la esclavitud sexual infantil, el terrorismo, y el secuestro de la fe, pero nunca más a su naturaleza completamente homosexual.

Ricky Martin. (Photo by Sylvain Gaboury/Patrick McMullan via Getty Images)
Ricky Martin. (Photo by Sylvain Gaboury/Patrick McMullan via Getty Images)

"Esto justo es lo que necesito para mí y para los míos, y más ahora que soy padre de dos criaturas que son seres de luz [Ricky se convirtió en padre de gemelos en 2008, mediante un vientre de alquiler]. Tengo que estar a su altura. Seguir viviendo como lo hice hasta hoy, sería opacar indirectamente ese brillo puro con el cual mis hijos han nacido".

Las reacciones a este comunicado del artista fueron en su mayor parte positivas, aunque no faltó quien — en este caso asociaciones LGBTQI de activistas radicales — lo acusara de hipocresía, al haber demorado tanto en salir del clóset, algo que, ostensiblemente habría cambiado vidas para bien, al ser Ricky un ejemplo para una juventud que necesitaba en su momento modelos a seguir que públicamente admitieran su homosexualidad.

El balance se inclinó más hacia lo positivo y en esta década, Ricky ha florecido tanto como artista e intérprete, sin descuidar su vida personal. Por varios años tuvo una relación con Carlos González — con quien crió a Valentino y Matteo — y desde 2017 está casado con el artista plástico Jwan Yosef, con quien es padre de Lucía y Renn. La serenidad que refleja en su vida, también le ha servido para tener una participación más directa en actividades para apoyar a la juventud LGBTQI, a la que, en efecto, había marginado por años, solo por el temor a ser expuesto.

Ricky no solo cambió su vida sino la de muchos otros, y lo hizo para siempre. Y eso es algo importante qué reconocerle: pasar del miedo a la trascendencia no es algo simple, sin embargo, lo ha logrado con creces y hoy, es un ejemplo no solo en una comunidad, sino como un ser humano para todo el mundo.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: Ricky Martin sigue teniendo "pesadillas" tras la famosa entrevista sobre su sexualidad del año 2000

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.