Ricardo Monreal parte rosca y recuerda a José Manuel del Río

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, enero 6 (EL UNIVERSAL).- Al conmemorar el Día de Reyes, el presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Senado, Ricardo Monreal Ávila, dijo que la cámara alta no se olvida de todos aquellos que han sufrido abusos de la autoridad en cualquier parte, en cualquier estado y en cualquier región.

"A todos ellos les decimos que no los vamos a dejar solos", insistió.

Reiteró que tampoco se olvidan de aquellos que están presos, detenidos y que son inocentes y en reunión con sus colaboradores recordó que "hay un ausente: José Manuel del Río, preso político; pero espero que pronto esté con nosotros."

Por otra parte, en un artículo de su autoría, el presidente de la Jucopo destacó que una administración de justicia ineficiente y lenta destruye las bases de la legitimidad del Estado, quebranta la confianza en el orden democrático y socava la pacífica convivencia de la ciudadanía.

"Nada se parece tanto a la injusticia como la justicia tardía", destacó.

Lamentablemente, denunció el senador, la impartición de justicia en nuestro país padece de un arraigado problema de celeridad, situación denunciada desde hace años por estudiosos del derecho y que se intensificó con la irrupción de la pandemia por Covid-19.

"Este escenario recurrente socava nuestro Estado de Derecho, mengua los derechos y las libertades de la ciudadanía, y rebaja los estándares de competitividad de nuestro país. Nuestra justicia se ha caracterizado por presentar retrasos alarmantes, sostuvo.

Además, argumentó que los retrasos en la impartición de justicia no solo conforman una afrenta a la moral, sino que también irrumpen y laceran violentamente nuestro orden constitucional.

"Un ejemplo claro de injusticia, e incluso de justicia tardía, es el caso de José Manuel del Río Virgen, secretario técnico de la Junta de Coordinación Política del Senado de la República, a quien se le señala como autor intelectual del homicidio de Remigio Tovar".

Indicó que el funcionario del Senado es víctima de una evidente injusticia, ya que no existe hecho, prueba o testimonio que lo vincule de forma alguna con lo que se le acusa.

"Las imputaciones que se le realizan se basan simplemente en conjeturas que exhiben una intención perversa y ajena al Estado de derecho", agregó.

Monreal Ávila indicó que las irregularidades en este proceso demuestran que la acusación realizada a del Río Virgen obedece, más que a una cuestión de justicia, a una venganza política y que, por tanto, su detención y su vinculación a proceso son acciones arbitrarias que carecen de motivación y fundamentación.

"Una de las características de las democracias contemporáneas es que la justicia jamás debe estar supeditada a la política y menos a los caprichos y odios personales", sentenció el senador morenista.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.