Ribera: lamentaremos la ausencia de China, India y Rusia en la COP27

Madrid, 4 nov (EFE).- La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica de España, Teresa Ribera, considera capital que la Unión Europea explique en la COP27 que las medidas que está adoptando para paliar la crisis energética son coyunturales y ha advertido de notables ausencias como China, Rusia e India, en "un momento tenso geopolíticamente que lamentaremos".

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y Teresa Ribera participarán el lunes en la sesión inaugural de la vigésimo séptima cumbre mundial del clima de la ONU, COP27, que acogerá la ciudad egipcia de Sharm el Sheij.

"Creo que es capital estar", ha afirmado la ministra en una entrevista con EFE, en la que ha criticado que por el momento no hayan confirmado su asistencia grandes economías y grandes emisores como China, India y Rusa, "grandes ausencias en un momento tenso geopolíticamente que lamentaremos".

Rusia es "un punto de tensión muy importante para todo el debate multilateral y de construcción de la paz", más allá de sus implicaciones en materia de clima y protección del medio ambiente, y aunque es importante "estar", es imprescindible hacerlo en "tono constructivo".

"Desgraciadamente, tenemos una Rusia aislada por la comunidad internacional y un entorno extraordinariamente negativo, pero no en clima, sino en general", ha afirmado.

SIGNIFICATIVA PRESENCIA LATINOAMERICANA

Por contra, la participación de líderes africanos será muy importante y la de nuevos líderes latinoamericanos muy significativa, según la ministra, que ha confiado en una amplia asistencia de mandatarios europeos porque, en su opinión, es capital que la Unión Europea "se explique y muestre su compromiso con los que han sido sus valores siempre".

Entre estos valores, ha destacado el "multilateralismo constructivo" y una manera de enfocar los problemas globales que permita "seguir construyendo la paz".

En esta COP se van a mezclar "coyuntura y transición" y buena parte de los países en desarrollo quieren saber cuál es el grado de compromiso que mantienen los países industrializados, en particular Europa y Estados Unidos, "en un contexto de tanto revuelo energético" y que ha puesto de manifiesto la necesidad de reducir la dependencia de los combustibles fósiles.

En su opinión, Europa debe aprovechar la cita para explicar qué es lo que está ocurriendo y que aunque parezca que está habiendo un "cierto retorno a soluciones clásicas" para desplazar al gas ruso, las medidas para lograrlo son puntuales y, además, deben convivir con una aceleración de la transición ecológica.

Esta aceleración debe hacerse "en casa y fuera, porque uno no puede decir: me he dado cuenta de lo vulnerable que soy económica y socialmente por esta dependencia y lo voy a corregir de forma acelerada pero me voy a desentender de lo que sucede en el resto del mundo, porque hay efectos en cadena".

ESPAÑA AUMENTARÁ SU CONTRIBUCIÓN A LA ADAPTACIÓN

Entre los ejes clave de la COP27, Ribera ha destacado también el impulso que Egipto quiere dar a dos cuestiones que deben ser tomadas muy en serio: cómo se trabaja en adaptación y cómo se trabaja en pérdidas y daños que son irreparables.

"La realidad es que el mundo no está preparado y vamos muy retrasados (...)", ha advertido Ribera, quien ha señalado que más que pensar en compensaciones económicas, lo que hay que tener presente es el riesgo de desaparición física de recursos, como los alimentos o el suelo.

"España fue el primer contribuyente al Fondo Nacional de Adaptación y tenemos intención de reforzar nuestra contribución, creo que es capital disponer de recursos para una necesidad tan apremiante como es estar preparados para los efectos del cambio climático".

También es capital que haya "capacidad de absorción de esos recursos" y que cada país analice cuáles de esos efectos (sequías, inundaciones, subida del nivel del mar...) pueden tener consecuencias más graves para sus circunstancias nacionales, sociales y económicas, cómo priorizan la inversión y cómo preparan a sus tomadores de decisiones.

"Es muy importante que haya muchos más recursos en adaptación pero también que haya un proceso mucho más serio de preparación de toda esa tarea; la comunidad internacional no lo puede eludir, es una responsabilidad de todos porque los efectos en un sitio acaban impactando de manera transfronteriza mucho más allá".

RENDICIÓN DE CUENTAS

Por otra parte, la ministra ha confiado en que durante la COP la ONU dé a conocer los avances del grupo de trabajo creado para diseñar un marco común que facilite saber qué representan los compromisos de contribuciones climáticas de las grandes corporaciones, su efectos, lo que suponen sus promesas verdes y que rindan cuentas de ellas.

Además, espera que el secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, lleve a la COP su propuesta de crear un impuesto que grave el beneficio de las grandes petroleras y destinar su recaudación a programas de pérdidas y daños y de adaptación.

En cuanto a la posibilidad de implantar este impuesto en España, Ribera ha señalado que hay que esperar a ver qué ocurre y que es la Unión Europea la que debe adoptar una propuesta común al respecto.

Ana Tuñas/Arturo Larena

(c) Agencia EFE