Una riña de Instagram aviva el caso por difamación de 'Wagatha Christie'

·4  min de lectura

Cuando personajes que ocupan las primeras planas de los tabloides discuten en público como parte de una jugosa novela detectivesca, cuando el lío se basa en el tipo de drama insignificante de Instagram que sería digno de cualquier pasillo de bachillerato, cuando la confrontación llega hasta un tribunal que investiga todos los detalles más interesantes; entonces, tenemos la receta para una saga que muchas personas han encontrado absolutamente deliciosa.

Un caso de difamación en el Reino Unido, en el que se enfrentan las esposas famosas de dos futbolistas y cuyo juicio se está celebrando en Londres en este momento, en realidad no ha desplazado a Ucrania ni los delitos gubernamentales de las páginas de los periódicos, pero el drama legal ha ofrecido un respiro agradable para mucha gente que disfruta el postre noticioso con su cena noticiosa.

Si no te has enterado, vamos a ponerte al corriente.

Necesito saber lo esencial, por favor.

Coleen Rooney, de 36 años, es una personalidad de la televisión y está casada con Wayne Rooney, una estrella retirada del fútbol.

Rebekah Vardy, de 40 años, también es una personalidad de la televisión y está casada con Jamie Vardy, quien también es una estrella del fútbol.

Rebekah Vardy está demandando a Coleen Rooney por difamación, un caso que fue a juicio esta semana en el Tribunal Superior de Londres, el cual supervisa la mayoría de los procesos civiles de alto perfil en el Reino Unido.

Desde hace tiempo, los tabloides británicos han tratado constantemente a las esposas y las novias de los futbolistas —a quienes a menudo llaman por la sigla en inglés WAG (“wives and girlfriends”)— como célebre carne de cañón, así que las dos mujeres eran famosas antes de que ocurriera el drama de Instagram.

¿Drama de Instagram?

En octubre de 2019, Coleen Rooney divulgó al público que alguien estaba viendo sus historias privadas de Instagram y filtrando detalles personales a la prensa y dijo que había emprendido una extensa operación encubierta para encontrar al informante.

Instagram permite que los usuarios limiten parte de su contenido a gente específica. Así que, Coleen Rooney mencionó que publicó historias falsas que eran visibles tan solo para una sola cuenta para ver si llegaban hasta la prensa. Como era de esperarse, así sucedió.

En una revelación dramática —con música de suspenso de fondo— publicada en Twitter, Coleen Rooney puso al descubierto los resultados de su investigación: la cuenta pertenecía a Rebekah Vardy.

Entonces, ¿caso cerrado?

No. Rebekah Vardy negó cualquier involucramiento, arguyó que varias personas tenían acceso a su cuenta de Instagram. Rebekah Vardy señaló que la acusación la había sometido a un torrente de abuso verbal del público, una fuente particular de estrés cuando estuvo embarazada. En 2020, Rebekah Vardy inició un proceso civil por difamación.

“Me habría gustado que me hubieras llamado si pensabas eso”, le respondió a Coleen Rooney.

Espera, perdón, no entiendo la referencia de ‘Wagatha Christie’.

Como se mencionó antes, WAG es la sigla en inglés de “wives and girlfriends” (esposas y novias). Agatha Christie era una autora inglesa de novelas de misterio. La gente está diciendo que Coleen Rooney es una buena detective.

Ya entendí. Entonces, ¿quién tiene la razón?

Nos gustaría saberlo. Y no queda claro si tendremos pruebas en algún momento.

Hugh Tomlinson, el abogado de Rebekah Vardy, mencionó en el tribunal esta semana que su cliente cree que la culpable pudo ser su agente, Caroline Watt, según reporteros que están cubriendo el juicio. En el tribunal se reveló que a Watt se le había caído por accidente un teléfono al mar que, según Coleen Rooney, tenía mensajes de WhatsApp relacionados con el caso.

¿Se puede demandar por eso?

Sí. Según las leyes inglesas, cualquiera que publique en redes sociales una declaración perjudicial sobre alguien más puede ser demandado por daños y perjuicios, según abogados especializados en difamación.

No obstante, los casos de difamación en el Tribunal Superior son raros; en especial, porque son muy caros. Coleen Rooney y Rebekah Vardy se negaron a llegar a un acuerdo fuera del tribunal.

¿Cuándo tendremos una respuesta?

Se espera que el juicio, el cual comenzó el martes, dure más o menos una semana.

© 2022 The New York Times Company

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.