RFI en Zaporiyia, donde un centro de ayuda acoge a los desplazados de Mariúpol

·1  min de lectura

Las fuerzas rusas prosiguen su ofensiva contra la acería Azovstal, última bolsa de resistencia ucraniana en Mariúpol, afirmó el viernes el ministerio ucraniano de Defensa, mientras se espera un convoy de la ONU para evacuar a civiles aún refugiados en el complejo. A principios de esta semana, un primer grupo fue llevado a Zaporiyia, al noroeste de Mariúpol.

Con nuestros corresponsales especiales en Zaporiyia , Anastasia Becchio y Boris Vichith

En Zaporiyia , las autoridades de Mariúpol en el exilio acaban de abrir un centro de ayuda, "Yo soy Mariúpol". En una sala convertida en guardería, mientras los padres se ocupan de asuntos administrativos, un niño dibuja un cubo de ladrillos. "Esto es Azovstal", dice.

Aquí, los combates en este gran complejo siderúrgico, último reducto de la resistencia ucraniana, están en la mente de todos, dice Yulia Drestviannikova, que fue directora del jardín de infancia nº 49 de Mariúpol.

“Lo que está ocurriendo en Azovstal es terriblemente doloroso. No queremos creer que vaya a terminar mal. Esperamos que se salven, esperamos un milagro, porque son realmente héroes”, asegura.

Detrás de un biombo, Lyudmila Shevchenko, médico de Mariúpol, examina a varias decenas de personas al día. Tiene una pequeña reserva de medicamentos, pero algunos son muy escasos. "No tenemos vitaminas y, sobre todo, no tenemos ansiolíticos ni analgésicos, aunque es lo que más necesitamos aquí", dice.

Fuera del centro, decenas de personas hacen cola. Valeria, con el rostro crispado, espera su turno para inscribirse en una consulta psicológica.

"Pasamos dos meses allí”


Leer más

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.