Reynaldo Domínguez, ambientalista: 'Defender el agua no es un delito'

© RFI/Florencia Valdés

En Honduras, 117 ambientalistas fueron asesinados entre 2012 y 2021. Otros están amenazados de muerte, como Reynaldo Domínguez, originario de la comunidad de Guapinol, en el nororiente del país. En 2014, la minera Inversiones Los Pinares ganó una consesión para explotar una mina a cielo abierto en esta comunidad, ahora dos ríos están contaminados. La presidenta de izquierda Xiomara Castro prometió hacer justicia. 'No perdemos la esperanza', dice el ambientalista.

Reynaldo Domínguez es originario de la comunidad de Guapinol donde se ubica elparque nacional Montaña de Botadero Carlos Escaleras, donde confluyen dos ríos: el Guapinol y San Pedro. En 2014, tras ganar una licitación, la empresa minera Inversiones Los Pinares, perteneciente en su mayoría a la estadounidense EMCO se instaló en la comunidad para explotar la mina de óxido de hierro a cielo abierto.

En 2018, tras cuatro años de resistencia, amenazas y la detención de varios ambientalistas, la situación se agravó. Domínguez y un grupo de ambientalistas se encontraron delante de la justicia.

"Instalamos un campamento que duró 88 días para impedir que la empresa destruyera el parque. Fue a partir de ese momento que hubo 32 requerimientos de la justicia en contra nuestra. Decidimos presentarnos a la justicia hondureña voluntariamente, porque consideramos que defender el agua no es delito", dice a 'Escala en París'.

"¿Quién va a utilizar el agua sucia?, ni los animales la quieren", se pregunta.

En 2021, la candidata de izquierda Xiomara Castro ganó la presidencia de Honduras. En du discurso de toma de posesión planteó la libertad a los defensores de Guapinol, y el fin de la minería a cielo abierto. Reinaldo Domínguez dice confiar en la gestión de la mandataria.


Leer más sobre RFI Español