Rey de Suecia reconoce fallas en estrategia contra Covid-19

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 23 (EL UNIVERSAL).- En Suecia, al igual que muchos países del mundo, se encuentran en pie de lucha para frenar los contagios ocasionados por el virus Covid-19. Algo que llamó la atención del país europeo es que desde el inicio de la pandemia la principal estrategia fue mantener abiertos los establecimientos y que, hasta la fecha, no es obligatorio el uso de cubrebocas.

Actualmente ni el rey Carlos XVI Gustavo aprueba las medidas adoptadas por el país y lamentó las 7 mil 802 muertes que esto ha ocasionado. Durante una emisión en SVT el monarca declaró: "Creo que hemos fallado. Tenemos un gran número de muertos y es terrible. Es algo que todos sufrimos". Asimismo, habló del duelo al que las familias se han enfrentado: "El pueblo sueco ha sufrido enormemente en condiciones difíciles. Piensen en todos los miembros de las familias que no han podido despedirse de sus familiares enfermos. Creo que es una experiencia pesada y traumática no poder dar un cálido adiós".

Expertos han visto la declaración del monarca como una crítica al gobierno, ya que el rey no suele dar ese tipo de comentarios. Para la misma televisora, el profesor de Derecho, Henrik Wenander declaró: "Es sorprendente e inusual que hable de esta manera. Tiene un papel como figura unificadora para toda Suecia, no debería expresarse como si tuviera una opinión diferente a la del gobierno actual. El papel del rey según la constitución es ser una figura simbólica".

Sin embargo, no es el único que critica las medidas adoptadas por el gobierno sueco ya que la población también ha retirado su apoyo al epidemiólogo Anders Tegnell, luego de alcanzar los 350 mil contagios.

Encuestas muestran la desconfianza en el doctor pues para la entrega del 17 de diciembre los datos señalan una reducción de 13 puntos, del 59% de los encuestados. Por supuesto, esta reducción también se ve en la confianza de la Agencia Sueca de Salud que en el mes de octubre tenía una aprobación del 68% y ahora alcanza el 52%; mientras que en las autoridades decreció al 34%, según la encuesta realizada por Ipsos y Dagens Nyheter.

Durante el desarrollo de la pandemia Tegnell ha impulsado todo lo contrario al resto de los países europeos, es decir, se ha negado al cierre de negocios y a un confinamiento. En lo que respecta al uso de cubrebocas, el epidemiólogo ha mencionado que no hay evidencia de que su uso funcione. Incluso las guarderías, escuelas primarias y centros de enseñanza superior se mantenían abiertos; sólo las secundarias se cerraron al inicio de la pandemia.

En una entrevista con la emisora TV4, Tegnell reconoció que la epidemia en Suecia es terrible, explicó que "más o menos todos los países están luchando con esto". También mencionó al personal de salud: "Entiendo que la atención médica está pasando por un momento muy difícil ahora… el personal está agotado" y agregó que en este momento "la presión sobre la atención se está volviendo muy, muy grande".