El rey de Marruecos retoma contacto con Cuba tras 37 años de ruptura

El rey de Marruecos, Mohammed VI, saluda al salir junto a su esposa Salma Bennaniat de un hotel en La Habana el 12 de abril de 2017 (AFP | STR)

El rey de Marruecos, Mohamed VI, realizó esta semana una visita privada a Cuba, donde según la prensa marroquí tuvo un acercamiento con La Habana, después de la ruptura de relaciones en 1980.

Mohamed VI, de 53 años, llegó a La Habana el 7 de abril con su familia, según fuentes diplomáticas consultadas bajo reserva por la AFP.

La prensa cubana, bajo control del Estado, no informó de esta visita, pero un periodista de la AFP vio al monarca saliendo el miércoles de uno de los grandes hoteles de La Habana Vieja.

Según el portal de noticias marroquí Le360, considerado cercano al círculo real, el monarca aprovechó su estancia en La Habana para reunirse con dirigentes cubanos.

Estos contactos podrían representar un primer paso hacia la normalización de las relaciones entre los dos países, sin nexos diplomáticos desde hace 37 años.

Marruecos rompió relaciones con Cuba después de que la isla reconociera a la República Árabe Saharaui Democrática, proclamada en 1976 por el Frente Polisario, que le disputa a Rabat la soberanía del Sahara Occidental.

Tras su visita, el rey de Marruecos viajó a Estados Unidos. El director del aeropuerto de Miami, Emilio T. González, confirmó el arribo del monarca este jueves a través de su cuenta de Twitter.

Cuba mantiene históricas relaciones con el Frente Polisario y aboga por una solución justa y definitiva a la cuestión del Sahara Occidental, una excolonia española que Marruecos considera parte de su territorio.

Mohamed VI viajó al Caribe dos días después de la designación de un nuevo gobierno, al término de seis meses de intensas negociaciones entre los partidos, tras las elecciones legislativas del pasado 7 de octubre.