Cristina y Urdangarin cumplen 24 años de casados y demuestran su amor.

·3  min de lectura

En la soleada mañana del 4 de octubre de 1997 la infanta Cristina y el jugador de balonmano Iñaki Urdangarin se dieron el “sí quiero” en la espectacular Catedral de Santa Cruz y Santa Eulalia de Barcelona. La infanta llegó acompañada por su padre el rey Juan Carlos en un impresionante Rolls-Royce descapotable. Su historia de amor había empezado en los Juegos Olímpicos de Atlanta en 1996. Un año más tarde, cerca de 1.500 invitados presenciaban cómo la pareja se unía en feliz matrimonio. Se cumplen ahora veinticuatro años de todo aquello y muchas cosas han cambiado. Muchas. Casi todas. Pero el amor entre Cristina e Iñaki parece estar intacto. ¿Cuál es su secreto?

Spain's King Juan Carlos (R) watches as his daughter, Princess Cristina, is kissed by Inaki Urdangarin during her wedding, October 4. Princess Cristina married Olympic handball star Urdangarin inside a majestic Gothic cathedral filled with royalty from around the world.
Spain's King Juan Carlos (R) watches as his daughter, Princess Cristina, is kissed by Inaki Urdangarin during her wedding, October 4. Princess Cristina married Olympic handball star Urdangarin inside a majestic Gothic cathedral filled with royalty from around the world.

Cualquier matrimonio, o pareja, sabe que la convivencia desgasta y, a veces, hasta puede desembocar en el desamor. Cualquier matrimonio, o pareja, sabe que veinticuatro años son muchos años. Muchísimos. Cualquier matrimonio, o pareja, sabe que los problemas conjuntos no necesariamente unen más. En estos veinticuatro años, Cristina e Iñaki ha tenido cuatro hijos, Urdangarin ha estado en prisión, y los duques de Palma han pasado a titularse ex duques de Palma. Seguro que a Iñaki Urdangarin ni se le había pasado por la cabeza que acabaría convirtiéndose en el reo más famoso del país.

Spanish Infanta Cristina and her husband Inaki Urdangarin wave to cheering crowd from an open car after their wedding at Barcelona's cathedral on October 4. Princess Cristina married Olympic handball star Urdangarin inside a majestic Gothic cathedral filled with royalty from around the world.
Spanish Infanta Cristina and her husband Inaki Urdangarin wave to cheering crowd from an open car after their wedding at Barcelona's cathedral on October 4. Princess Cristina married Olympic handball star Urdangarin inside a majestic Gothic cathedral filled with royalty from around the world.

Tampoco debió ser fácil para la infanta Cristina pasar de ser considerada “la infanta perfecta” a ser una celebridad muy criticada. Seguro que ha sido difícil para Cristina pasar de ser querida por todos a verse excluida de la gran mayoría de los eventos de los royals. Problemas, muchos problemas, han sucedido durante esos veinticuatro años de casados que cumplen ahora. Problemas que quizás la infanta Cristina podría haber evitado, o limitado, si se hubiera separado de Urdangarin. Eso, al menos, es lo que pensaban varias de las personas más cercanas a la infanta Cristina.

Spanish Infanta Cristina and her husband I?aki Urdangarin pose with members of the royals families invited to their wedding on October 4. Princess Cristina married Olympic handball star Urdangarin inside a majestic Gothic cathedral filled with royalty from around the world.

SPAIN WEDDING
Spanish Infanta Cristina and her husband I?aki Urdangarin pose with members of the royals families invited to their wedding on October 4. Princess Cristina married Olympic handball star Urdangarin inside a majestic Gothic cathedral filled with royalty from around the world. SPAIN WEDDING

Lo cierto es que, desde el escándalo del caso Nóos y hasta hoy mismo, los rumores de crisis, y hasta de separación, en el matrimonio han surgido sin cesar. Pero nunca han sido ciertos. La hermana mediana del rey Felipe se ha mantenido siempre firme en su decisión de apoyar a su marido. La infanta Cristina ha apostado por su amor hacia aquel jugador de balonmano de ojos claros que le robó el corazón hace ya un cuarto de siglo. Ahora en su 24º aniversario de boda, Cristina y Urdangarin siguen juntos y así demuestran su amor. Un amor que ha superado al cuento de princesas que no fue. Quizás ese sea su secreto, que nada fue un cuento. Quizás.

También te puede interesar...

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.