El rey emérito visita el Reino Unido mientras prosigue la demanda de Corinna

·3  min de lectura

Londres, 17 sep (EFE).- La visita del rey emérito español Juan Carlos de Borbón al Reino Unido por el funeral de la reina Isabel II coincidirá con la demanda en curso por presunto acoso interpuesta por su antigua amante Corinna Zu Sayn-Wittgengstein, que reside en Londres.

La Casa del Rey española confirmó que el padre de Felipe VI y su madre, la reina Sofía, acudirán a las exequias el lunes de la monarca británica, fallecida el 8 de septiembre a los 96 años en su castillo escocés de Balmoral, y a la recepción previa ofrecida el domingo por el rey Carlos III en el palacio de Buckingham.

Don Juan Carlos viajará por su cuenta desde Abu Dabi, la capital de Emiratos Árabes Unidos donde reside desde hace dos años, mientras que doña Sofía se desplazará a Londres desde Madrid junto a los reyes Felipe y Letizia para estar presentes en la ceremonia en la abadía de Westminster el lunes, a la que asistirán dignatarios de todo el mundo.

La prevista asistencia del antiguo jefe de Estado ha causado polémica en sectores políticos en España, si bien en el Reino Unido de momento no ha habido comentarios de autoridades ni del equipo legal de Zu Sayn-Wittgengstein, al que contactó Efe.

Don Juan Carlos afronta en las próximas semanas la continuación de la demanda civil elevada por su examante, después de que en julio el Tribunal de Apelación londinense lo autorizara a recurrir parcialmente un fallo de marzo del Tribunal Superior, que le denegaba poder ampararse en la inmunidad real.

La corte de Apelación le permitió recurrir específicamente en relación a los actos previos a su abdicación en 2014, pero no al periodo posterior. Es posible -aunque no está confirmado- que la audiencia de su recurso tenga lugar en octubre.

Corinna, de 58 años, acusa al rey emérito, de 84, de haberla sometido a "acoso" personalmente o a través de "agentes" a su servicio, supuestamente coordinados en ocasiones por el antiguo director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz Roldán, entre 2012 y 2020, lo que Juan Carlos I niega.

Según la demandante, aquellas acciones, por las que reclama una indemnización por "daños y perjuicios" y una orden judicial de protección, "amenazaron" su seguridad y la de sus hijos.

La apelación del emérito ralentizará el juicio por la demanda de Corinna o podría incluso hacerlo necesario, si la corte juzga que el emérito goza de inmunidad en la jurisdicción inglesa.

ESTRCHOS VÍNCULOS

Las familias reales española y británica tienen una relación estrecha, al estar unidas por lazos familiares.

El rey Juan Carlos es pariente lejano de Isabel II, mientras que doña Sofía está vinculada familiarmente al difunto esposo de la soberana británica, el príncipe Felipe, fallecido el 9 de abril de 2021.

De coincidir en las honras fúnebres, sería la primera imagen juntos de Felipe VI y de su padre desde que hace dos años decidió fijar su residencia permanente en Abu Dabi.

Del último encuentro entre ambos, el pasado mes de mayo, tras una visita a Vigo del anterior jefe del Estado para participar en unas regatas, no hubo fotografías públicas.

La Casa Real española ya ha manifestado que se atendrá al protocolo que determinen las autoridades británicas en todo lo relativo al funeral por Isabel II, por lo que será Londres quien decida si el emérito se sentará o no en esas exequias junto a su hijo, Felipe VI.

(c) Agencia EFE