Rey emérito de España podrá recurrir denegación de inmunidad ante justicia británica

·3  min de lectura

La justicia británica concedió el lunes permiso al rey emérito de España, Juan Carlos de Borbón, para recurrir la decisión judicial que en marzo le negó inmunidad en Inglaterra en el marco de una demanda por acoso presentada por su examante.

Los jueces Peter Jackson y Nicholas Underhill, del Tribunal de Apelación de Londres, desestimaron que Juan Carlos, de 84 años, siga formando parte de la Casa Real española tras su abdicación en 2014 en beneficio de su hijo, Felipe VI.

Sin embargo, consideraron que podrá intentar que se le reconozca inmunidad por acciones realizadas antes de ese momento, determinando si las llevó a cabo en "capacidad pública" o "capacidad privada".

La fecha de dicha vista, en el próximo ejercicio judicial tras las vacaciones estivales, se fijará posteriormente.

El juez Matthew Nicklin, de la Alta Corte de Londres, había considerado en marzo que el padre del actual rey no dispone de inmunidad personal por no ser jefe de Estado ni miembro de la Casa Real.

Y que, aun en el caso de acciones realizadas antes de su abdicación, los actos de "acoso" que le achaca su examante -Corinna zu Sayn-Wittgenstein, una empresaria danesa de 58 años- "no entran dentro de la esfera de la actividad gubernamental o soberana" por la que tendría inmunidad según la ley inglesa.

Este último es, sin embargo, el aspecto que los magistrados consideraron el lunes susceptible de apelación.

Se tratará, entre otras cuestiones, de determinar si al solicitar, como lo acusa su examante, los servicios del general Félix Sanz Roldán -entonces director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) español- lo hizo como jefe de Estado recurriendo al jefe del espionaje o como favor entre íntimos amigos.

La justicia de Inglaterra impone que, antes de poder recurrir una decisión judicial a una instancia superior, esta estime si la solicitud es pertinente.

Alejado de la vida pública y despojado tras su abdicación de la protección legal de la que gozaba en España desde que fue nombrado jefe de Estado en 1975, Juan Carlos, se exilió en agosto de 2020 a los Emiratos Árabes Unidos.

- Demanda por acoso paralizada -

Al ser autorizado el recurso sobre la inmunidad, queda paralizada hasta su resolución la demanda por acoso de Corinna zu Sayn-Wittgenstein.

Presente el lunes en el Tribunal de Apelación, la examante del rey emérito, afincada en el Reino Unido, presentó sin éxito argumentos contra el permiso de Juan Carlos a apelar.

Divorciada de un príncipe alemán y también conocida por su nombre de soltera, Corinna Larsen, fue amante de Juan Carlos entre 2004 y 2009.

Pero denuncia que, tras su ruptura, a partir de 2012 fue espiada y acosada por orden del exjefe de Estado para que le devolviera regalos que incluyen obras de arte, joyas y obsequios financieros por valor de 65 millones de euros (73 millones de dólares).

Entre otros actos de hostigamiento, asegura que durante una reunión en el Hotel Connaught de Londres el 5 de mayo de 2012, un "agente o asociado" del exmonarca, identificado como Sanz Roldán, se mostró "amenazante" hacia ella y sus hijos.

Juan Carlos niega estas acusaciones "en los términos más enérgicos".

- El "significado" de la Casa Real española -

El abogado londinense del rey emérito defendió el lunes que "el significado de Casa Real depende de la extensión en los estrechos lazos y las circunstancias especiales" que vinculan a sus miembros.

Aseguró que la ley española define a la familia real como "un grupo cerrado de seis individuos", formado por Felipe VI y su esposa Letizia, las dos hijas de estos y los padres del actual monarca.

Y argumentó que juzgar a Juan Carlos "impactaría inevitablemente en el cumplimiento de las funciones del soberano actual" porque la atención de tal proceso tendría un "impacto en la dignidad" del rey Felipe VI.

Defendió que sería equivalente al impacto que habría tenido en la dignidad de la reina Isabel II publicar el testamento de su difunto esposo, el príncipe Felipe, algo que la justicia británica bloqueó tras su fallecimiento en 2021 para proteger a la monarca.

Los jueces Jackson y Underhill desestimaron sin embargo estos argumentos.

acc/jvb

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.