El rey anima a empresarios de Iberoamérica a luchar contra las desigualdades

·2  min de lectura

Madrid, 18 may (EFE).- El rey ha puesto de relieve este martes ante el IV Congreso Iberoamericano CEAPI que se celebra en Madrid la gran labor que para responder a la pandemia han desempeñado muchos empresarios iberoamericanos, a los que ha animado a cooperar para luchar contra la desigualdad en los países más desfavorecidos.

Felipe VI ha subrayado la importancia que tiene la colaboración público-privada para hacer frente a los desafíos que esperan a la comunidad iberoamericana en la era pospandemia, y ante los que, ha enfatizado, "cientos" de empresas están preparadas para asumirlos.

Además, ha afirmado que "la solidaridad y un amplio consenso que ayude a superar diferencias y perseguir objetivos comunes constituyen el mejor camino para el progreso compartido" al tiempo que ha lanzado un mensaje a la comunidad iberomericana: "La democracia y el pensamiento crítico nos ofrecen herramientas adecuadas para ello".

En el discurso con el que ha clausurado este encuentro bienal de líderes de compañías y familias empresarias ha manifestado el rey que los "ingentes" recursos que los países desarrollados han activado para la reconstrucción "deben contemplar también las demandas de los países emergentes y en vías de desarrollo".

Y ha advertido de que la eliminación de las desigualdades que padecen precisan de una "acción urgente y solidaria".

En este contexto, el monarca ha recordado que el sistema económico "tiene la obligación de prestar atención" a los objetivos de la Agenda 2030 de Naciones Unidas, y ha pedido apoyarlos.

"Gobiernos y empresas tienen a un tiempo obligación y necesidad de cooperar para abordar conjuntamente la consecución de estas grandes metas", ha enfatizado.

Ha constatado también Felipe VI que "los empresarios más exitosos son también los más conscientes del papel que desempeñan en la creación de una sociedad más justa, dinámica y competitiva, en donde la igualdad de oportunidades no sea una declaración de intenciones".

Todo ello para remarcar, en suma, "la necesidad de trabajar unidos en beneficio de todos", algo a lo que según ha apuntado contribuyen foros como esta Conferencia Empresarial para Iberoamérica desarrollada durante dos días en Madrid.

El jefe del Estado ha puesto especial interés en mencionar la labor que ante la "amenaza letal contra la vida y la salud" del coronavirus han desempeñado empresas "grandes, medianas y pequeñas" que "han tenido que enfrentar situaciones apenas imaginables hace solo un año" obligadas a "improvisar" respuestas.

Han acompañado al rey en el cierre del congreso el titular de Justicia, Juan Carlos Campo, como ministro de jornada, y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, tras un debate en el que han participado la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan, el presidente de honor del Consejo Empresarial Alianza por Iberoamérica (CEAPI), Enrique Iglesias, y el presidente de Mapfre, Antonio Huertas.

(c) Agencia EFE