El rey Abdalá advierte al PE que "la paz no es posible sin un Oriente Medio estable"

Agencia EFE

Estrasburgo (Francia), 15 ene (EFE).- El rey Abdalá II de Jordania advirtió este miércoles al Parlamento Europeo de que cada vez hay más "peligro de fracasar en la búsqueda de la paz", y avisó de que ésta no llegará "sin un Oriente Medio estable".

"Crecen los enfrentamientos al margen del derecho internacional. Un mundo en paz no es posible sin un Oriente Medio estable", dijo el rey jordano en una comparecencia solemne ante el pleno del Parlamento Europeo.

El monarca repasó los recientes conflictos en la región y advirtió de que la estabilidad allí no será posible "si no existe una paz entre palestinos e israelíes", unas palabras que arrancaron el aplauso de la Eurocámara.

"¿Qué pasará si Jerusalén sigue siendo el eje de la disputa? ¿Podemos permitir que cristianos y musulmanes no tengan la paz y coexistencia que simboliza esa ciudad?", se preguntó.

También se refirió a la reciente escalada de tensión en Irán y pidió plantearse "qué pasaría si en la próxima ocasión ninguna de las dos partes se retirase" y continuara la violencia.

"Esto pone en peligro la estabilidad de toda la región y mucho más", dijo, y auguró que esa situación puede llevar a un "deterioro global masivo de la economía y los mercados energéticos y un resurgimiento del terrorismo a nivel mundial".

Abdalá II también se refirió a Irak, que apuntó que tiene un 12 % de los recursos mundiales de petróleo aunque consideró más importante el hecho de que sea "el hogar de 40 millones de personas que han sufrido guerras, sanciones agobiantes, conflictos sectarios y el terror del Estado Islámico".

"El futuro se basa en una paz muy frágil y no voy a abandonar a mis hermanos y hermanas allí", afirmó.

También centraron el discurso del monarca Siria, donde lamentó que haya una situación de "ojos que no ven, corazón que no siente" desde que la atención mediática se ha desplazado a otros focos, y Libia, que afirmó podría "convertirse en una nueva Siria mucho más cerca a Europa".

"Si fallamos, ¿no creamos el escenario perfecto para grupos extremistas? Hacemos su trabajo más fácil si dejamos tras nosotros un sendero de desconfianza y desesperanza", avisó el rey jordano.

Abdalá II confió, no obstante, en que "siempre hay una versión mejor y más unida de nosotros mismos", y afirmó que el liderazgo en el acelerado mundo actual requiere sabiduría y una mirada a largo plazo.

"Más que nunca, necesitamos una política paciente", pidió el rey.

(c) Agencia EFE