Revocan prisión preventiva contra cadete en caso de feminicidio en Ecuador

Quito, 18 ene (EFE).- La justicia ecuatoriana revocó la prisión preventiva (provisional) contra la cadete Joselyn S. P. en el caso que investiga el feminicidio de María Belén Bernal a manos de su esposo, el exteniente de la Policía Germán Cáceres, quien confesó el crimen tras ser capturado en Colombia y recluido en una cárcel de Ecuador.

La audiencia de revocatoria de medidas cautelares solicitada por la Fiscalía, bajo el principio de objetividad, se instaló este miércoles en Casa de Justicia de Carcelén, en el norte de Quito.

La Fiscalía apuntó en su cuenta de Twitter que, tras su pedido fundamentado, el juez de Violencia contra la Mujer revocó la prisión preventiva que pesaba sobre la cadete Joselyn S. P. y, en su lugar, dispuso la prohibición de salida del país.

En la misma diligencia -por principio de concentración- el juez analizó el pedido de revisión de medidas presentado por la defensa del teniente Alfonso C., también procesado en este caso, y le dispuso presentaciones diarias en la Unidad Judicial de Calderón, anotó.

El pasado 12 de enero, Cáceres, acusado de haber asesinado el pasado 11 de septiembre a su esposa dentro de un recinto policial cerca de Quito, confesó el feminicidio, pero no habló de cómplices ni encubridores.

La información la proporcionó el abogado de la familia de la víctima, Jesús López, quien asistió a la audiencia en una cárcel de la ciudad portuaria de Guayaquil, donde el exagente rindió su versión y confesó haber asesinado a su esposa.

"Él ha confirmado que le quitó la vida", aseguró López a periodistas a las afueras de la cárcel donde Cáceres fue recluido el pasado 3 de enero, luego que fuera expulsado de Colombia.

AFIRMA HABER ACTUADO SOLO

Según el letrado, el asesino confeso ha declarado que mató a su mujer cuando ella lo fue a ver en la Escuela de la Policía donde trabajaba como instructor y que, tras el crimen, la enterró en una zona agreste de matorrales de un cerro cercano al cuartel.

"Según lo que él ha referido, nadie lo ayudó", relató López, que insistió en sus sospechas de que el reo ha faltado a la verdad en aspectos que prefirió no anticipar.

Cáceres fue detenido el pasado 30 de diciembre en el departamento colombiano de La Guajira y expulsado el 3 de enero hacia su país bajo custodia de agentes de Interpol a bordo de un avión de la Policía de Colombia.

Tras llegar a Quito, Cáceres fue trasladado a la cárcel de máxima seguridad conocida como "La Roca", en la ciudad de Guayaquil, capital de la costera provincia de Guayas.

El feminicidio de Bernal ha indignado a la sociedad ecuatoriana, sobre todo porque se produjo dentro de una instalación policial, lo que ha llevado a la madre de la víctima, Elizabeth Otavalo, a calificarlo como un "crimen de Estado".

(c) Agencia EFE