El reverendo Al Sharpton habla en Juneteenth sobre el progreso en los derechos civiles

·7  min de lectura

El reverendo Al Sharpton reveló que nunca pensó que llegaría a su cumpleaños número 40 cuando habló sobre el progreso realizado en el movimiento de derechos civiles, y dónde aún queda trabajo por hacer, en la víspera de Juneteenth [o Día de la Emancipación].

El líder de los derechos civiles, de 67 años, habló en el escenario junto al director de cine de Nueva York Spike Lee y el cantante John Legend en el Festival de Cine de Tribeca el sábado por la noche luego del estreno del nuevo documental Loudmouth.

Loudmouth narra la vida del reverendo Sharpton que abarca más de cinco décadas como activista y líder religioso durante los principales eventos del movimiento de derechos civiles, incluido el linchamiento de tres hombres negros en 1986 en Howard Beach, Nueva York, y el asesinato de George Floyd en 2020.

“Aún no estamos fuera de peligro”, dijo.

“Pero hemos cimentado suficientes caminos en el bosque para creer que podemos salir”.

Agregó: “He vivido lo suficiente para ver algunas cosas... He visto suficientes victorias para saber que podemos ganar”.

Sin embargo, aún queda “un largo camino por recorrer”, agregó.

El reverendo Sharpton hizo énfasis en el asesinato de 10 personas negras por parte de un supremacista blanco y racista autoproclamado durante un tiroteo masivo en una tienda de comestibles en Búfalo, Nueva York, el mes pasado.

El joven armado apuntó intencionalmente a la comunidad debido a su población predominantemente negra y afirmó que estaba llevando a cabo el ataque debido a una teoría refutada de que la población blanca está siendo reemplazada deliberadamente, según los investigadores.

El reverendo Sharpton pronunció los elogios en los funerales de algunas de las víctimas del ataque racista.

“Todavía creo que tenemos un largo camino por recorrer”, dijo el reverendo Sharpton.

“Hace apenas tres semanas prediqué en el funeral de tres personas en Búfalo. La única razón por la que están muertos es por el color de su piel”.

El reverendo Sharpton dijo que la gente “no quiere hablar sobre” el racismo que existe en Nueva York e instó a la gente a enfrentar la verdad.

En el documental, se mostraron imágenes del ataque de Howard Beach en 1986 y las protestas organizadas por el reverendo Sharpton después.

El 20 de diciembre de 1986, tres hombres negros fueron atacados por un grupo de hombres blancos en la comunidad italoamericana predominantemente blanca después de que su automóvil se averiara en el área.

Durante el ataque racista, Michael Griffith, un hombre negro de 23 años, fue perseguido hacia el tráfico y murió después de ser atropellado por un automóvil.

El reverendo Sharpton en un servicio conmemorativo para Ruth Whitfield, que fue asesinada en la masacre de Búfalo en mayo (Copyright 2022 The Associated Press. Todos los derechos reservados)
El reverendo Sharpton en un servicio conmemorativo para Ruth Whitfield, que fue asesinada en la masacre de Búfalo en mayo (Copyright 2022 The Associated Press. Todos los derechos reservados)

En el documental, uno de los colegas del reverendo en ese momento dijo que “Nueva York era el Birmingham del norte”.

El reverendo Sharpton explicó: “La gente se siente cómoda hablando de lo que sucedió en el sur”.

“No quieren hablar de lo que pasó en Nueva York... Tenemos un problema racial nacional”.

Lee dijo que los neoyorquinos deben ser “honestos” en cuanto a que el problema del racismo también existe allí.

El director Spike Lee (izquierda) y el reverendo Al Sharpton en el estreno de ‘Loudmouth’ (Andy Kropa/Invision/AP)
El director Spike Lee (izquierda) y el reverendo Al Sharpton en el estreno de ‘Loudmouth’ (Andy Kropa/Invision/AP)

“El racismo en realidad no ocurre en un código postal en particular”, dijo.

Si bien Nueva York es “la mejor ciudad del mundo”, dijo que “lo de Howard Beach y muchas otras cosas han sucedido ahí”.

“Tenemos que ser honestos de que tenemos un problema en la ciudad de Nueva York, tenemos que enfrentarlo como neoyorquinos”, dijo.

“Tenemos que ser honestos con eso. Esto no es Shangri-La. Hay un montón de cosas perturbadoras aquí, incluso hoy en día”.

Legend dijo que a veces le resulta “frustrante” preocuparse por la justicia para los negros porque cada vez que se logra un progreso, se desencadena una reacción violenta.

“Cada vez que logramos un progreso, hay una reacción negativa, y la reacción negativa es: ‘Ah, tenemos que controlar esta narrativa’”, dijo.

“Todos saben cuán importante es la narrativa y cuán importante es quién cuenta la historia y qué perspectivas se representan”.

Mike Jackson, Al Sharpton y John Legend asisten a la fiesta de clausura del Festival de Tribeca para ‘Loudmouth’ en Tribeca Grill (Getty Images para el Festival de Cine de Tribeca 2022)
Mike Jackson, Al Sharpton y John Legend asisten a la fiesta de clausura del Festival de Tribeca para ‘Loudmouth’ en Tribeca Grill (Getty Images para el Festival de Cine de Tribeca 2022)

La reacción violenta durante el último año y medio tras el ajuste de cuentas racial después de la muerte de George Floyd ha sido “muy fuerte”, mencionó.

Agregó que ver el documental sobre la lucha en curso del reverendo Sharpton era “lo que necesitaba personalmente para inspirarme a seguir luchando”.

A pesar de las luchas por las que ha pasado, el reverendo Sharpton habló sobre cómo cree que sus luchas han sido menores que las de la generación de líderes de derechos civiles que lo precedieron.

“Desperté una mañana y tenía 40 años y me di cuenta de que los que estábamos en el movimiento nunca pensamos que viviríamos más allá de los 39”, dijo.

“Mi generación, soy la generación posterior a John Lewis y Jesse Jackson, fue la primera generación de líderes de los derechos civiles que tuvo que aprender a envejecer porque nosotros nunca habíamos tenido que hacerlo”.

“Nunca habíamos tenido que pensar en eso, y mucho menos en ver nacer a tu nieto”.

A pesar de la salvación milagrosa, el activista dijo que después de haber visto cuánto sufrieron sus “héroes”, no siente que tenga “derecho a quejarse” de ser calumniado por algunas personas y los medios. Nelson Mandela pasó 27 años en la cárcel sin saber si alguna vez saldría libre. Martin Luther King Jr. “nunca llegó a los 40 años”, ya que fue asesinado en Memphis, Tennessee, en 1968.

El reverendo Sharpton fue apuñalado en el pecho con una hoja de cinco pulgadas por un hombre blanco durante una protesta en Nueva York en 1991.

Sobrevivió gracias a que el cuchillo no llegó a su corazón.

“¿Cómo puedo quejarme?” preguntó el reverendo Sharpton.

“Podré ser calumniado, pero obtuve muchas más cosas positivas para mí que ellos, así que, ¿cómo puedo quejarme?”

“Haciendo la comparación con las personas a las que seguía: nunca tuvieron un programa de televisión, nunca tuvieron un programa de radio, ni tenían un amigo con una propiedad en los Hamptons”, bromeó.

El reverendo Sharpton y John Legend en el Festival de Tribeca el sábado (WireImage)
El reverendo Sharpton y John Legend en el Festival de Tribeca el sábado (WireImage)

El activista contó cómo ha sido testigo de muchas “victorias” en el movimiento, incluida la elección de EE.UU. de su primer presidente negro, Barack Obama.

Dijo que una vez le preguntaron cómo continuaría siendo un líder de los derechos civiles bajo un presidente negro.

“¿Cómo puedes luchar y desafiar al jefe de estado sin socavarlo?” preguntó.

Dijo que ha sido un “proceso de aprendizaje y un proceso de evolución” para él durante los últimos 20 años y explicó que, ahora que los negros tienen más posiciones de poder e influencia, tienen que demostrar que no fue “todo por un viaje de ego”.

Al recordar una conversación con Mandela cuando ganó las elecciones en Sudáfrica en 1994, el reverendo Sharpton recordó que el nuevo presidente le dijo: “Hemos demostrado ahora que podemos ganar una elección. Ahora tenemos que demostrar que podemos gobernar un país”.

“El verdadero desafío” —dijo el reverendo Sharpton— “es ahora que tenemos aquí: tenemos un alcalde negro, un comisionado de policía negro, un presidente negro del consejo de la ciudad aquí esta noche [en la ciudad de Nueva York]... Tenemos más poder del que jamás hayan tenido los negros”.

“Ahora tenemos que demostrar que podemos reducir la delincuencia y la vigilancia al mismo tiempo”.

“Tenemos que demostrar que no todo fue un viaje de ego, que cuando estemos en ciertas posiciones, hagamos algo con eso”.

Sin embargo, a pesar de que queda mucho por hacer, el reverendo Sharpton dijo que el hecho de que Juneteenth sea ahora un día festivo federal en los EE.UU. y que el Festival de Cine de Tribeca cierre con una proyección sobre los derechos civiles es en sí mismo una señal del progreso hecho.

“Creo que es sorprendente que en la víspera de Juneteenth (que ahora es un feriado nacional), que Tribeca, considerando todo lo que significa para esta ciudad y en todo el mundo, proyecte esta película esta noche”, dijo.

“Hubo un tiempo en que la gente del mundo del arte en Nueva York no hablaba de temas como este y darle un espacio tan destacado significa mucho para el movimiento”.

Robert De Niro, la presidenta de MSNBC Rashida Jones y Al Sharpton asisten al estreno de ‘Loudmouth’ durante el Festival de Tribeca 2022 (Getty Images para el Festival de Cine de Tribeca)
Robert De Niro, la presidenta de MSNBC Rashida Jones y Al Sharpton asisten al estreno de ‘Loudmouth’ durante el Festival de Tribeca 2022 (Getty Images para el Festival de Cine de Tribeca)

Señaló que en la sala estaban miembros de las familias de George Floyd, Ahmaud Arbery, Eric Garner y Nelson Mandela, y dijo que para ellos era importante ver ese momento.

“El hecho de que todos ellos vieran que Tribeca terminó la noche antes de Juneteenth y resaltó ante el mundo esa lucha... es más grande que todos nosotros, pero somos personajes en esto”, dijo.

Juneteenth conmemora el día, el 19 de junio de 1865, cuando los últimos afroestadounidenses esclavizados se enteraron de que la esclavitud había sido abolida.

La Proclamación de Emancipación había sido emitida en 1863 por el presidente Abraham Lincoln, pero pasaron dos años más hasta que la noticia llegó a las últimas personas en Texas.

En 2021, el presidente Joe Biden convirtió el 16 de junio en día festivo federal.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.