Revelan el turbio origen de la fortuna de la mujer más rica de África

LA NACION

LONDRES.- Conocida como la Princesa de África por ser la mujer más rica del continente, Isabel dos Santos, hija del expresidente de Angola, José Eduardo dos Santos, construyó una fortuna casi inconcebible. Pero la fuente de ese caudal de fondos parece originarse en una trama de corrupción que se reveló a partir de la investigación del Consorcio Internacional de Periodismo de Investigación (ICIJ).

La investigación, denominada "Luanda Leaks", se concentró en la riqueza de Isabel dos Santos, la hija del expresidente de Angola, Jose Eduardo dos Santos, que estuvo casi 40 años en el poder en el país petrolero africano.

La hija del exmandatario dirigió la compañía nacional de petróleos de Angola Sonangol y su patrimonio está estimado en 2200 millones de dólares, según la revista Forbes. Dos Santos se benefició a lo largo de los años de contratos públicos, ventajas fiscales, licencias de telecomunicaciones y derechos para la extracción de diamantes que la llevaron a ser propietaria de su fortuna, la mayoría depositada en el exterior, según documentos de bancos, consultores y abogados.

Junto con su marido, Sindika Dokolo, la hija del expresidente angoleño controla más de 400 empresas y propiedades exclusivas alrededor del mundo, incluidos un yate de 35 millones de dólares, una mansión de 55 millones de dólares en Monte Carlo y una residencia de lujo en una isla artificial de Dubai.

Una de sus inversiones más importantes es una participación en la energética portuguesa Galp, valorada en unos 800 millones de dólares, que Dos Santos y Dokolo, nacido en la República Democrática del Congo, obtuvieron gracias a un préstamo del Estado angoleño, según la investigación.

Un equipo de 120 periodistas en 20 países localizó las huellas de "cómo un ejército de firmas financieras occidentales, abogados, contadores, funcionarios gubernamentales y compañías de gestión ayudaron a esconder activos de las autoridades fiscales". En tanto, la fiscalía de Angola congeló el mes pasado las cuentas y los activos de la empresaria de 46 años y de su marido, algo que ella tildó de vendetta política sin fundamento.

Un documento confidencial supuestamente redactado por Boston Consulting en septiembre de 2015 muestra un complejo esquema que utilizó la compañía petrolera para desviar su dinero a paraísos fiscales. Además, según la investigación de la ICIJ, "reguladores del mundo prácticamente ignoraron el papel fundamental que juegan profesionales occidentales en mantener la industria de los paraísos fiscales que permite lavar dinero y desviar fondos de las arcas públicas".

Dos Santos acudió a Twitter para refutar las alegaciones, acusando a los periodistas que participaron en la investigación de contar "mentiras". "Mi fortuna está construida con mi carácter, mi inteligencia, educación, mi capacidad de trabajo, perseverancia", se defendió.

José Eduardo dos Santos dejó el poder en 2017, que durante años se desangró en una guerra civil. Nacida en 1973 en Bakú, Isabel es la hija favorita del dictador y la única de su primer matrimonio con la rusa Tatiana Kubanova.

En 2012, el gobierno de la presidenta Cristina Kirchner intentó realizar un potente intercambio comercial con Angola, gobernada entonces por el dictador Dos Santos, pero la iniciativa no prosperó.

Agencia AP y AFP