Revelan que Trump fue grabado sin saberlo al discutir el pago a una exmodelo de Playboy

Rafael Mathus Ruiz

WASHINGTON.- Durante años, fue su hombre de mayor confianza. Pero ahora se convirtió en una amenaza que puede llegar a complicarlo como nadie más en la Justicia. Michael Cohen, el exabogado personal de Donald Trump, grabó dos meses antes de las elecciones presidenciales conversaciones con el magnate en las que ambos discutieron un pago vinculado a una exmodelo de Playboy que afirma haber tenido relaciones en 2006 con el ahora presidente.

Las explosivas revelaciones de The New York Times y The Washington Post cerraron una de las semanas más complicadas de la presidencia de Trump, dominada por las críticas a su acercamiento con el presidente ruso, Vladimir Putin. Cohen está bajo investigación del FBI, que se apoderó de las grabaciones en abril pasado, cuando allanó su oficina y otras propiedades.

Cohen es investigado por su papel en la intermediación de pagos a mujeres para comprar su silencio sobre alegadas relaciones con Trump antes del inicio de la campaña electoral de 2016. Bajo la ley federal, esos pagos pueden haber conllevado una violación de las reglas sobre financiamiento de campañas electorales.

La revelación le dio envergadura a la posibilidad de que Cohen se "dé vuelta" y empiece a cooperar con los investigadores federales y a aportar información clave sobre el universo de Trump. Esa cooperación con el Departamento de Justicia puede ser utilizada por el fiscal especial Robert Mueller, que lleva adelante la investigación por el Rusiagate, e intenta dilucidar hasta dónde llegó el brazo de Putin en la última campaña presidencial. Mueller acusó ya formalmente a 32 personas, entre ellas, 12 espías de Putin.

"Quiero ser muy claro: mi esposa, mi hija, mi hijo y mi país son mis lealtades principales", dijo Cohen a inicios de este mes durante una entrevista con la cadena ABC, al despegarse del presidente.

Karen McDougal, exmodelo de Playboy, dijo que mantuvo un romance con Trump, que comenzó en 2006, poco después del nacimiento del último hijo del magnate, Barron. Varias mujeres denunciaron a Trump por acoso o abuso sexual, acusaciones que la Casa Blanca ha negado de manera tajante.

Cohen se convirtió en una pieza clave de los problemas que enfrenta Trump en la Justicia cuando admitió que, durante la campaña presidencial de 2016, pagó 130.000 dólares a la exactriz de películas porno Stephanie Clifford, conocida como Stormy Daniels, para comprar su silencio sobre un encuentro sexual que mantuvo con Trump. El presidente negó la versión de la actriz en varias oportunidades. Por el momento del pago y el monto, el desembolso pudo haber violado las reglas que rigen sobre las contribuciones a las campañas electorales.

El principal abogado defensor de Trump, Rudolph Giuliani, confirmó a The New York Times que Trump había discutido los pagos a McDougal con Cohen en la grabación, pero, lejos de mostrarse preocupado, agregó que el presidente no había hecho nada malo y que no existía ninguna indicación de que supiera sobre el pago a la exmodelo. Trump y su equipo negaron también el vínculo con McDougal.

"Nada en esa conversación sugiere que tenía conocimiento de ello por adelantado", dijo Giuliani, según el diario neoyorquino. "En un marco general, es una gran prueba exculpatoria", agregó.

Como abogado personal de Trump de años, Cohen gozó de un extraordinario acceso a la vida privada del presidente y conoce como muy pocas personas los rincones de su imperio corporativo. Por eso su posible cooperación con los fiscales federales genera enorme expectativa entre los críticos del presidente y temores entre sus partidarios y en la Casa Blanca.

Los dolores de cabeza para Trump pueden llegar a ser mayores porque los investigadores federales habrían confiscado otras grabaciones de las oficinas de Cohen, según las fuentes anónimas citadas por la prensa local.

McDougal aceptó recibir 150.000 dólares por parte de la editorial que publica National Enquirer, una publicación que respalda a Trump, que a su vez enterró la historia en los últimos meses de la campaña presidencial. Cohen y Trump discutieron ese pago, según The Washington Post.

McDougal describió el presunto romance de un año como una relación consensuada. No sabía que Trump podría haber visto a otras mujeres en ese momento, además de a su esposa, dijo. También reveló que en sus encuentros íntimos no usó preservativo. "No sabía que tenía intimidad con otras mujeres", dijo McDougal en una entrevista con Anderson Cooper. "Pensé que era la única", agregó.

Los protagonistas

Donald Trump, presidente norteamericano

Dos meses antes de las elecciones de noviembre de 2016, Trump fue grabado por su abogado Michael Cohen de manera secreta; en el diálogo, discutían sobre un pago para comprar el silencio de la exmodelo de Playboy Karen McDougal, que afirmó haber mantenido relaciones con el magnate en 2006. La grabación está en manos del FBI.

Michael Cohen, exabogado de Trump

Durante años hombre de mayor confianza de Trump, su exabogado personal se convirtió ahora en una amenaza que puede llegar a complicarlo en la Justicia; la grabación revelada ayer no sería la única sobre el magnate, ya que los investigadores, al requisar todas las casas de Cohen en abril, habrían encontrado otros archivos.

Karen McDougal, exmodelo de Playboy

McDougal, que se hizo famosa por ser playmate del año en 1998, dice que mantuvo un romance con Trump en 2006, tras el nacimiento del último hijo del magnate; la modelo aceptó recibir US$150.000 de la editorial que publica National Enquirer -que respalda a Trump-, que a su vez enterró la historia en los últimos meses de la campaña.