Revelan que Sinovac le exigió a Bolsonaro no criticar más a China a cambio de cumplir los contratos

·3  min de lectura
Instituto Butanan, Brasil
Facebook: Instituto Butanan

BRASILIA - Dos semanas después de que el presidente Jair Bolsonaro lanzara nuevos ataques contra China, en mayo pasado, la empresa farmacéutica china Sinovac exigió un cambio en la posición del gobierno para garantizar el envío de insumos al Instituto Butantan para la producción de la vacuna CoronaVac. La información está contenida en un documento confidencial de Itamaraty enviado a la Comisión de Investigación Parlamentaria (CPI) de la gestión de la pandemia y obtenido por O Globo.

El documento reproduce una misiva enviada por la embajada de Brasil en Pekín al Ministerio de Relaciones Exteriores con el informe de una reunión que tuvo lugar el 19 de mayo en la capital china entre diplomáticos y representantes brasileños con el presidente de Sinovac, Weidong Yan.

A las puertas del verano europeo: las medidas en seis países por la llegada masiva de turistas

El ejecutivo, según el informe oficial, pidió un cambio en la posición política de Brasil para que haya una relación “más fluida” entre los países e “hizo un punto de enfatizar la importancia del apoyo político para la realización de las exportaciones, e incluso la posibilidad de un trato preferencial a determinados países“.

En la evaluación de integrantes de la CPI, el material desmantela la tesis defendida en testimonio a la comisión por ministros como el de Salud, Marcelo Queiroga, y el excanciller, Ernesto Araújo, que los discursos del presidente no habían tenido ningún impacto en las negociaciones con el país asiático para el suministro de dosis.

(210315) -- SAO PAULO, 15 marzo, 2021 (Xinhua) -- El gobernador de Sao Paulo, Joao Doria (i), observa a trabajadores cargando un vehículo con dosis de la vacuna CoronaVac desarrollada por el laboratorio chino Sinovac contra la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19), en la planta del Instituto Butantan, en Sao Paulo, Brasil, el 15 de marzo de 2021. El Instituto Butantan entregó el lunes 3,3 millones de dosis de la vacuna CoronaVac desarrollada por el laboratorio chino Sinovac contra la COVID-19 al Ministerio de Salud brasileño. (Xinhua/Rahel Patrasso) (rp) (ah) (ra) (dp)
[e]RAHEL PATRASSO


El gobernador de Sao Paulo, Joao Doria, observa a trabajadores cargando un vehículo con dosis de la vacuna CoronaVac desarrollada por el laboratorio chino Sinovac en la planta del Instituto Butantan ([e]RAHEL PATRASSO/)

Según el informe de la embajada de Brasil, el presidente de Sinovac “también dijo que, a pesar de la buena relación de la empresa con el Instituto Butantan y del apoyo del Ministerio a la cooperación con Brasil, podría ser útil que el acuerdo entre las empresas sea visto como una demanda del gobierno brasileño“.

El ejecutivo chino, también según el documento enviado a Itamaraty, sugirió que Brasil envíe una carta, “a nivel político”, para expresar las expectativas sobre la cantidad de insumos y el cronograma de suministro de vacunas. “Insinuó que este documento podría ayudar a la empresa en sus conversaciones con el Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Popular China”.

“La situación está empeorando”: Moscú endurece las normas ante el aumento de casos

Según el documento, la reunión tuvo lugar en la sede de Sinovac, en Pekín, y contó con la presencia de otros diplomáticos brasileños y un representante del gobierno de San Pablo en Shanghai. “El propósito de la reunión fue tratar el proceso de suministro de vacunas contra el Covid-19 contratadas por el Instituto Butantan”, dice el oficio.

Al inicio de la reunión, según el informe enviado a Itamaraty, representantes brasileños comentaron que el gobierno de Bolsonaro y el Instituto Butantan estaban frustrados con la noticia de que ese mes solo se enviarían 3000 litros de suministros a Brasil, y no 4000, como esperado.

Cuando se le preguntó si Sinovac sería capaz de abastecer el stock contratado con Brasil, el presidente de la farmacéutica china dijo que la empresa tenía dificultades para satisfacer “toda la demanda”, y afirmó que existía un “proceso de asignación de producción para los distintos clientes de la empresa”. Poco después comentó “que sería conveniente, para el proceso, que el gobierno brasileño buscara ‘desarrollar una relación más fluida y positiva con el gobierno chino’”.

O Globo/GDA

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.