Revelan presencia de microplásticos en la cadena alimenticia de aves

Londres, 22 May (Notimex).- Una especie de ave de río ingiere cientos de fibras de plástico todos los días a través de su alimento principal: los insectos, reveló una investigación de la Universidad de Cardiff y los Laboratorios de Investigación Greenpeace de la Universidad de Exeter, en el Reino Unido.

El estudio, publicado por la revista especializada Global Change Biology, demostró que algunas aves alimentan con miles de fibras de plástico contenidas en insectos a sus polluelos durante su desarrollo.

El nuevo estudio en aves es el primero en mostrar claramente que los microplásticos -pedazos de desechos plásticos de menos de cinco mm de tamaño- se pasan a través de las redes alimenticias de los ríos desde los insectos hasta los depredadores.

Por su parte, el profesor Steve Ormerod, codirector del Instituto de Investigación del Agua de la Universidad de Cardiff y autor principal, dijo que durante sus cuarenta años en el campo científico nunca imaginó la magnitud del problema de contaminación plástica en el mundo.

"Es imperativo que comprendamos si los microplásticos se suman a los otros problemas de contaminación que afectan a los sumideros y otros organismos fluviales, y que usemos ese conocimiento para guiar las medidas correctivas", puntualizó el especialista en ecología.

Los investigadores examinaron excrementos y la regurgitación de las aves y encontraron fragmentos de microplásticos en aproximadamente la mitad de 166 muestras, en 14 de los 15 sitios estudiados.

Las mayores concentraciones provenían de lugares urbanizados, y señalaron que la mayoría eran fibras textiles o materiales de construcción.

Aunque las aves anulan los microplásticos tan rápido como se ingieren, los expertos enfatizaron la necesidad de comprender mejor los efectos adversos o tóxicos de una ingesta diaria tan grande.

Investigaciones previas realizadas por especialistas de la Universidad de Cardiff hallaron que la mitad de los insectos en los ríos del sur de Gales contienen fragmentos microplásticos.

Finalmente, el profesor Ormerod agregó que en las circunstancias globales alrededor de la COVID-19 y los problemas de la contaminación plástica nos recuerdan que otros problemas ambientales importantes no han desaparecido.

“No podemos permitirnos quitar nuestros ojos de estas otras presiones y lo que significan para la forma en que construimos nuestras vidas futuras dentro de límites ambientales seguros”, explicó.

-Fin de nota-

NTX/XDG/ACP