Revelan marcada disparidad contra latinos en vacunación en suburbio de Denver

Agencia EFE
·3  min de lectura

Denver (CO), 2 feb (EFE News).- La gran mayoría de los habitantes en las zonas con menor diversidad y con mayor solvencia económica de Aurora, un suburbio al este de Denver, ya han recibido la vacuna contra el coronavirus, mientras que solo un exiguo porcentaje de los latinos en los barrios de esa ciudad ya fueron vacunados, revelan datos oficiales.

Según un reporte difundido este martes por el Departamento de Salud de Tres Condados (que supervisa la salud pública en Aurora), más del 70 % de los residentes blancos del sur de Aurora calificados por su edad o empleo para vacunarse recibieron por lo menos una dosis, en comparación con el 11 % de los latinos en los vecindarios del norte de la ciudad.

De hecho, el área del código postal 80016 (57.000 personas, 73 % blancos) es el área con más personas vacunadas en Aurora y una de las áreas con mayor porcentaje de vacunados en todo Colorado. Como contrapartida, el código postal 80010 (43.000 personas, 66 % latinos), donde están los barrios hispanos de Aurora, figura entre los menos vacunados.

Según Karen Miller, supervisora de inmunizaciones del Departamento de Salud de Tres Condados, la discrepancia en porcentaje de vacunados no se debe a injusticias raciales sino al hecho de que, en general, hay más personas blancas mayores de 70 años que latinos de esa edad.

“Estamos recién comenzando. Es la primera etapa de inoculación del público en general”, aseveró Miller.

Pero la situación es “frustrante”, indicó en declaraciones preparadas Omar Montgomery, excandidato a la alcaldía de Aurora, sobre todo al tener en cuenta las diferencias socioeconómicas entre uno y otro sector de la misma ciudad.

Por ejemplo, el promedio de ingresos anuales por familia en el código postal 80016 es de 123.000 dólares, comparado con menos de 60.000 dólares en el código postal 80010. Y mientras que en ese sector y antes de la pandemia la pobreza llegaba casi al 20 %, en la otra zona, más acaudalada, apenas superaba el 1 %.

Además, la mayoría de quienes residen en el 80010 hablan español en sus hogares, contra solo unos pocos cientos en el 80016.

“Necesitamos mejorar mucho lo que hacemos. La pregunta es qué está haciendo el Departamento de Salud de Tres Condados”, opinó Montgomery, dirigente de la filial en Colorado de la Asociación Nacional para el Avance de Personas de Color (NAACP).

En todo el país sólo el 6 % de los adultos han sido vacunados, indica un reporte difundido por la Fundación Familiar Kaiser el 28 de enero, con base en datos de 17 estados. Pero las disparidades raciales son “significativas” y siguen “emergiendo” en esos estados.

Por ejemplo en Texas, donde los hispanos son casi el 40 % de la población, solo el 15 % de los vacunados pertenecen a esa comunidad, una “alerta temprana de disparidad racial al vacunar”, dice el reporte. Y en Colorado, los latinos son el 21 % de la población y el 5 % de los vacunados.

Por eso, en rueda de prensa este martes, el gobernador de Colorado, Jared Polis, dijo estar al tanto del problema y prometió “trabajar con grandes proveedores de salud” para agilizar el proceso de vacunación y “hacerlo más accesible a los ancianos latinos y afroamericanos”, por ejemplo, con campañas de vacunación en los vecindarios.

Y el Departamento de Salud de Tres Condados prometió implementar un “plan de equidad” en los próximos días, enfocándose en familias de bajos ingresos y madres solteras.

(c) Agencia EFE