Revelan nuevo informe de naufragio de 1994 en Mar Báltico

ESTONIA-FERRY-NAUFRAGIO (AP)
ESTONIA-FERRY-NAUFRAGIO (AP)

No hay indicios de que un choque o una explosión hayan sido la causa del hundimiento de un transbordador en el Mar Báltico en 1994, uno de los desastres marítimos en tiempos de paz más mortíferos de Europa, indicaron el lunes las juntas de Investigación de Accidentes de Estonia, Finlandia y Suecia.

“No hay indicios de una colisión con una embarcación o un objeto flotante ni hay indicios de una explosión en el área de proa”, según el informe preliminar. El nuevo documento no proporcionó nueva evidencia que contradiga los resultados de la investigación oficial del accidente en 1997.

El M/S Estonia se hundió en medio de una tempestad el 28 de septiembre de 1994, matando a 852 personas, en su mayoría suecos y estonios. El ferry se dirigía de la capital de Estonia, Tallin, a Estocolmo cuando naufragó unos 30 minutos después de que se hiciera la primera llamada de socorro. Sólo 137 personas a bordo sobrevivieron.

El destino de la embarcación ha provocado varias teorías de conspiración, incluyendo que el barco chocó con un submarino o que supuestamente transportaba en secreto cargamento militar.

La investigación oficial conjunta de 1997 llevada a cabo por Estonia, Finlandia y Suecia concluyó que el transbordador se hundió cuando las cerraduras de las puertas de proa fallaron durante una tormenta. Eso separó la puerta de proa de la embarcación, abriendo la rampa a la cubierta de automóviles y provocando una gran inundación de las cubiertas.

La más reciente pesquisa inició después que un documental de televisión de 2020 incluyera imágenes de video del lugar del naufragio que mostraban un hoyo en el casco que medía cuatro metros (13 pies) en el lado de estribor. Las autoridades han afirmado que los restos del barco tienen un agujero de unos 22 metros (72 pies) de largo y cuatro metros (13 pies) de alto.