Revés desmoralizante evidencia problemas graves de Falcons

·3  min de lectura
Matt Ryan, quarterback de los Falcons de Atlanta, es capturado durante el encuentro ante los Patriots de Nueva Inglaterra, el jueves 18 de noviembre de 2021 (Curtis Compton/Atlanta Journal-Constitution via AP)

ATLANTA (AP) — Fue un balde de agua fría para volver a la realidad.

Los Falcons, que se habían colocado en la marca de .500 tras ocho partidos de la campaña, no consiguieron un solo touchdown y sufrieron palizas consecutivas ante los Cowboys de Dallas y los Patriots de Nueva Inglaterra.

El 7 de noviembre, con una victoria por 27-25 en Nueva Orleáns, Atlanta se colocó en un registro de 4-4 y esperaba competir por un boleto de playoffs. La derrota del jueves, por 25-0 ante los Patriots, dejó a los Falcons (4-6) muy conscientes de sus insuficiencias.

Atlanta se quedó sin puntos en un partido, algo que no le había ocurrido en seis años. Y ello fue lo más doloroso después de la zarandeada de 43-3 sufrida el domingo en Dallas.

Es la primera vez que los Falcons no anotan un solo touchdown en duelos consecutivos desde 1987, cuando un equipo que terminó con una foja de 3-1 cayó 38-0 ante los Saints y 38-3 frente a Cleveland en las semanas 8 y 9.

“Después de la emoción por volver a 4-4, esto es lo más cruel que pudo pasarnos”, dijo el viernes el entrenador Arthur Smith. “Pero realmente lo que yo diría es que merecemos estar en donde estamos”.

La derrota más reciente evidenció la falta de variantes de la ofensiva.

El receptor Calvin Ridley se perdió su cuarto encuentro consecutivo. Tampoco participó el corredor Cordarrelle Patterson, por una dolencia de tobillo, mientras que el tight end Hayden Hurst ingresó en la lista de los lesionados por un problema en esa misma articulación.

Así, los Falcons carecieron de armas para hacer frente a Nueva Inglaterra.

Ridley es elegible para salir de la lista de lesionados, pero se desconoce si regresará en esta campaña, dado que tiene el apoyo del equipo para atender una serie de problemas de salud mental. Smith dijo el viernes que no había nueva información sobre Ridley.

Smith dijo que Patterson, quien entrenó en el terreno antes del encuentro del jueves por la noche y tras verse limitado en las prácticas de la semana, quería jugar.

Salvo por un nuevo problema, Patterson regresaría la próxima semana.

Fue evidente que los Falcons extrañaron su producción. Acumula 39 atrapadas para 473 yardas y cinco anotaciones. Es líder del equipo en ese último rubro, así como en yardas por tierra, con 303.

Sin Patterson, los Falcons fueron limitados a 11 primeros y 10 y 165 yardas en la derrota ante los Pats.

QUÉ FUNCIONA

La defensiva de Atlanta jugó mejor de lo que sugiere el marcador final. Nueva Inglaterra ganaba apenas por 13-0 en el comienzo del cuarto periodo. El quarterback suplente Josh Rosen vio interceptado un envío por parte del linebacker Kyle Van Noy, quien se escapó a la zona de anotación en las postrimerías del encuentro.

QUÉ FALTA

El ataque fue alarmantemente inofensivo. No ganó siquiera 20 yardas en una sola jugada. Con demasiada frecuencia, los Falcons lanzaron pases predecibles, ante un ineficaz juego por tierra y demasiados castigos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.