Primera reunión política para establecer calendario de nueva Constitución en Chile

·3  min de lectura

Los líderes de los partidos políticos chilenos, tanto opositores como de gobierno, iniciaron este miércoles la primera reunión para delinear un nuevo itinerario Constitucional tras el rechazo el domingo a la propuesta de nueva Constitución.

En uno de los salones del Congreso, dos días después de la abultada victoria electoral de la opción "Rechazo" con un 61% de los votos, los presidentes de los partidos políticos tanto de gobierno como de oposición se sentaron a la mesa para acordar las fechas y la estructura destinadas a generar un nuevo itinerario constitucional.

"El diálogo va a estar radicado acá en el Parlamento y nosotros como gobierno lo vamos a acompañar", afirmó a la prensa la nueva ministra secretaria general de la presidencia, Ana Lya Uriarte, en la sede del Congreso en el vecino puerto de Valparaíso.

La idea de conformar una mesa de diálogo para trazar la hoja de ruta de un nuevo itinerario constitucional fue acordada las primeras horas tras el contundente triunfo de la opción "Rechazo" a la propuesta de nueva Constitución, que elaboró durante un año una Convención Constituyente, en el plebiscito de este domingo.

Por ley, tras el triunfo del "Rechazo", debe seguir vigente la Constitución legada de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), pero hay un consenso tanto entre las fuerzas políticas como en la ciudadanía que se debe elaborar una nueva Constitución.

La última encuesta IPSOS de este lunes mostró que cuatro de cada cinco encuestados están de acuerdo con la ejecución de un nuevo texto.

- Acuerdo transversal -

"Lo único relevante es que estemos todos a disposición de alcanzar un acuerdo transversal para poder dar certezas al país respecto a la hoja de ruta, afirmó de su lado el presidente de la Cámara de Diputados, Raúl Soto.

Por su parte el diputado oficialista, Vlado Mirosevic, afirmó que la idea es ponerse de acuerdo de manera "rápida", mientras que el opositor Jorge Alessandri dijo que se habló de instaurar un "Acuerdo Nacional Amplio".

El diputado Alessandri afirmó también que había un acuerdo para que este nuevo proceso constituyente termine otra vez en un plebiscito.

"Hubo un buen tono, una discusión amigable", añadió el diputado, al cabo de casi dos horas reunión en uno de los salones del Congreso.

La reunión tuvo lugar un día después de que el presidente izquierdista Gabriel Boric realizó un amplio cambio de gabinete, acusando el duro golpe que significó para su gobierno la derrota de la opción "Apruebo" en el plebiscito del domingo, cuando el "Rechazo" se impuso con un 62% contra un 38%.

El mandatario realizó ajustes en seis ministerios, entre ellos en el ministerio del Interior, para sumar caras tradicionales de la centroizquierda.

Queda por definir si este nuevo proceso constitucional será parecido al que culminó el domingo, que incluyó una Convención Constitucional compuesta por representantes elegidos 100% de manera popular, con paridad y la inclusión de 17 escaños indígenas.

"Lo que está claro es que nadie dijo que no iba a haber una nueva constitución", comentó al final del encuentro el senador opositor Manuel José Ossandón.

El acuerdo debería quedar zanjado antes del 18 de septiembre, afirmó de su lado el senador oficialista Jaime Quintana.

Una próxima reunión se llevaría a cabo el lunes.

Más temprano, en el centro de Santiago hubo por segundo día consecutivo protestas de estudiantes, disconformes con la no aprobación de la propuesta de nueva Constitución, que consagraba un amplio catálogo de derechos sociales.

pa/atm/msa/ag