Reunión en París sobre Venezuela cierra sin fecha para retomar el diálogo en México

Enviados del gobierno y de la oposición de Venezuela se reunieron en París sin lograr desbloquear la esperada vuelta a las negociaciones en México pese a la presión internacional, encabezada por el presidente francés, Emmanuel Macron.

"Estamos en avances, vamos bien. Pensamos que este evento [del Foro de París sobre la Paz] ha permitido ayudar y acompañar a ese esfuerzo de reanudación del diálogo", aseguró a la AFP Jorge Rodríguez, el enviado del presidente venezolano Nicolás Maduro.

"Ojalá podamos brindarles pronto buenas noticias" sobre la reanudación de las negociaciones, indicó por su parte a la prensa el representante de la oposición, Gerardo Blyde, asegurando que existe "voluntad de ambas partes".

La quinta edición del Foro de París sobre la Paz se convirtió el viernes en escenario de las discusiones entre ambas partes, como pidieron "los venezolanos y otros países latinoamericanos", indicó a la AFP su presidente, Pascal Lamy.

"Las negociaciones entre el régimen y la oposición deben reanudarse cuanto antes en México, empezando por un acuerdo humanitario y luego --espero-- con garantías políticas", dijo la víspera el dirigente francés.

Para intentar alentar el regreso a la negociación, Macron, sus homólogos de Colombia, Gustavo Petro, y de Argentina, Alberto Fernández, así como la canciller noruega, Anniken Huitfeldt, mantuvieron un encuentro con ambos previo a su discusión.

Los tres mandatarios les apremiaron a volver a México, a lograr acuerdos en los ámbitos humanitario y político y expresaron su voluntad de acompañarlos en este proceso, "única vía" para resolver la "crisis", según una declaración conjunta.

"Esta iniciativa tiene por objetivo animar a los actores políticos venezolanos a acordar una salida a la crisis, con miras a unas elecciones presidenciales libres, democráticas y con observación electoral internacional en 2024", añaden.

El oficialismo y la oposición emprendieron negociaciones en México en agosto de 2021 tras dos iniciativas fallidas. Pero Maduro las congeló dos meses después por la extradición a Estados Unidos de Alex Saab, un empresario próximo al gobierno.

Rodríguez denunció de nuevo el "secuestro" de Saab, que calificó de "delegado diplomático" de Venezuela y las sanciones internacionales impuestas a Caracas, pero aseguró que está "bastante bien definido" un acuerdo social con la oposición.

Rodríguez señaló además, en declaraciones ofrecidas a la televisión gubernamental, que el restablecimiento de negociaciones con opositores está condicionado al levantamiento de sanciones a Venezuela.

"Venezuela a tiene 762 revólveres en la cabeza, 762 sanciones", sostuvo el delegado de Maduro al cuestionar las medidas que afectan a la industria petrolera, la aerolínea estatal Conviasa, así como otras operaciones.

"Todo evento de discusión, todo evento de diálogo, todo evento de negociación pasa necesariamente" porque las sanciones "sean levantadas", reiteró.

- "Si el mundo cambia" -

En los últimos días se especulaba con una reanudación del proceso, máxime cuando cambió el contexto internacional que llevó a Estados Unidos y medio centenar de países a desconocer la reelección de Maduro en 2018 y apoyar al opositor Juan Guaidó.

La ofensiva rusa en Ucrania, tras años de pandemia mundial, tensó la relación con los países occidentales y provocó un aumento de los precios de la energía y la alimentación, pero impulsó un cambio en la postura con Caracas.

Washington levantó algunas de sus sanciones y la administración del presidente Joe Biden no esconde que los hidrocarburos venezolanos podrían ser útiles en el mercado internacional en plena crisis energética.

A nivel regional, el giro hacia la izquierda se extendió a Chile, Colombia y Brasil. Petro, el primer presidente colombiano izquierdista, retomó sus relaciones con la vecina Venezuela y se reunió incluso con su par venezolano.

Para su predecesor, Iván Duque, el presidente venezolano está tratando de "ganar tiempo", "se volverá a presentar [en 2024] y a manipular", mientras sigue "aniquilando" las "libertades", y "engatusó" incluso a Macron, según dijo a la AFP días atrás.

Paria internacional en los últimos años, Nicolás Maduro mantuvo el lunes en Egipto una breve discusión informal con su homólogo francés, quien quedó en llamarle para "emprender un trabajo bilateral útil para la región".

Aunque esto no supuso un cambio en la posición de París, la presidencia francesa indicó el martes que verían cómo "mover" su posición sobre Maduro, cuya reelección desconoce, en base al resultado de la actual "dinámica" en las discusiones.

El enviado opositor quitó hierro a ese encuentro y aseguró que "Macron es un demócrata pero entiende bien que hay que buscar soluciones".

"Si el mundo cambia, nosotros tenemos la obligación de utilizar las mejores herramientas que tengamos para buscar la democracia y la libertad en Venezuela", agregó Blyde, para quien el objetivo sigue siendo lograr "libertad, democracia, respeto al ciudadano y a los derechos humanos".

bur-tjc/sag/mbj/atm