La reunión del papa con Orban marcará la visita de siete horas a Budapest

·4  min de lectura

Ciudad del Vaticano, 9 sep (EFE).- El papa viaja desde este domingo y hasta el 15 de septiembre a Budapest y a Eslovaquia, en una visita marcada por el encuentro que mantendrá en la capital húngara, donde sólo permanecerá siete horas, con las autoridades del país y entre las que estará el primer ministro, Viktor Orban, de opiniones diametralmente opuestas al pontífice en varias materias.

PRIMER ENCUENTRO CON ORBAN

Será la primera reunión de Orban con el papa, ya que en todos estos años sólo se saludaron en dos ocasiones, cuando el mandatario húngaro participó en el Vaticano el 28 de agosto de 2016 en el encuentro de políticos cristianos sobre la situación de los cristianos en el Medio Oriente y con motivo de una Cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la UE en 2017.

Incluso en el último encuentro de los políticos cristianos en el Vaticano con el papa hace unas semanas, Orban, que sí viajó a Roma, no acudió a la audiencia con el papa.

Así, el encuentro de ambos líderes ha despertado la atención mediática por las posiciones opuestas entre el papa y el Gobierno húngaro en materia de migración, y de derechos de los homosexuales, así como las críticas del pontífice a los gobiernos antieuropeistas, populistas y soberanistas.

Aunque no se trata de una visita al país, ya que el Vaticano remarcó hoy que siempre la intención del papa era sólo acudir a clausurar un congreso eucarístico, habrá un encuentro en el Museo de Bellas Artes en el que participará el pontífice, Orban, el presidente de Hungría, János Áder, además del secretario de Estado vaticano, Pietro Parolin y el secretario para las Relaciones con los Estados, Paul Richard Gallagher.

Ante la pregunta sobre por qué Francisco no visitó Hungría, el portavoz vaticano, Matteo Bruni, aclaró: "hay que tener en cuenta que la visita a Budapest ha abierto la puerta al viaje a Eslovaquía. A Budapest es un viaje espiritual como ya hizo con Estrasburgo o Fátima (donde sólo participó en un acto y no visitó el país). Se trata de un peregrinaje para honrar al Santísimo Sacramento".

"El papa siempre ha estado concentrado en que el viaje era al congreso eucarístico", agregó.

PRIMER VIAJE TRAS SU OPERACIÓN

Este viaje es también el primero que realiza el papa tras su operación de colon el pasado 4 de julio y por el que estuvo ingresado 10 días, pero Bruni aseguró que no se tomarán "medidas extraordinarias" en materia sanitaria.

Y eso que la primera jornada de este viaje ha sido considerada una de las más largas y fatigosas que afrontará Francisco en todos sus periplos internacionales, ya que comenzará a las 6 de la mañana y tras pasar cinco horas en Budapest tomará otro avión a Bratislava para continuar con los actos. Serán más de 12 horas de actividades para el pontífice, de 84 años.

PAISES MARCADOS POR EL COMUNISMO Y LA INVASION NAZI

El Vaticano remarcó hoy que Francisco, como adelantó en el ángelus del pasado domingo, viaja a rezar en el corazón de Europa y que será importante como temáticas del viaje el dolor que sufrieron los católicos durante el comunismo en ambos países.

El viaje número 34 del papa Francisco continuará en Eslovaquia, donde tendrá lugar un encuentro ecuménico en la nunciatura y posteriormente se reunirá en privado con los miembros de la Compañía de Jesús.

Al día siguiente, lunes 13 de septiembre, acudirá a la ceremonia oficial de bienvenida en el palacio presidencial y una visita de cortesía a la presidenta Zuzana Caputová, a quien el papa recibió el 14 de diciembre de 2020 en el Vaticano y con quien le une la preocupación por el medio ambiente.

Otro de los temas será el Holocausto, ya que Francisco se encontrará con la comunidad judía en la plaza Rybné Námestie, en el lugar donde antiguamente se levantaba la sinagoga de Neolog, y recordará a los cientos de miles de judíos eslovacos y húngaros que fueron deportados y asesinados durante la ocupación nazi.

Ese mismo día, en la nunciatura, recibirá la visita del presidente del Parlamento, Boris Kollár, y del primer ministro, Eduard Heger.

También visitará Kosice, la segunda ciudad más poblada del país, tierra de los mártires greco-católicos, celebrará la Divina liturgia bizantina de San Juan Crisóstomo y visitará el barrio de Luník IX, en la periferia de la ciudad, donde viven en un auténtico gueto más de 4.000 gitanos.

Cristina Cabrejas

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.