Reunión de la OTAN: Joe Biden juega fuerte y anuncia que reforzará la presencia militar de Estados Unidos cerca de Rusia

·6  min de lectura
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, habla durante una reunión con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, durante una cumbre de la OTAN en Madrid, España, el 29 de junio de 2022. (AP Foto/Susan Walsh)
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, habla durante una reunión con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, durante una cumbre de la OTAN en Madrid, España, el 29 de junio de 2022. (AP Foto/Susan Walsh)

BARCELONA.- La toma de decisiones importante no se ha hecho esperar en la cumbre de la OTAN que se celebra entre hoy y mañana en Madrid. En el transcurso de la primera jornada de trabajo, el presidente estadounidense, Joe Biden, anunció un notable aumento de la presencia militar de Estados Unidos en Europa, sobre todo en su flanco oriental, para hacer frente a la amenaza que representa el renovado expansionismo ruso. La información llega horas después de que Turquía levantara su veto al acceso a la Alianza Atlántica de Suecia y Finlandia. Un clima parecido de Guerra Fría vuelve a instalarse en Europa.

En concreto, Washington planea reforzar la presencia militar en los países bálticos y abrir en Polonia un cuartel general permanente para su Quinto Ejército, lo que implicaría añadir un batallón de apoyo en territorio polaco. Además, también desplegará una brigada rotatoria en Rumanía con una dotación de 3500 soldados, estacionará dos escuadrones adicionales de aviones de combate F-35 en Gran Bretaña, y reforzará las defensas antiaéreas de Alemania e Italia. A todo ello, se añade el envío a la base de Rota, en Cádiz, de dos buques destructores, que se sumarán a los cuatro ya existentes.

Otan; joe Biden; Jens Stoltenberg; Volodimir Zelensky;  Tayyip Erdogan;  Boris Johnson; mundo
El presidente turco Recep Tayyip Erdogan, el presidente estadounidense Joe Biden y el primer ministro británico Boris Johnson hablan antes de la primera sesión plenaria de la cumbre de la OTAN en el centro de congresos Ifema en Madrid, el 29 de junio de 2022 - Créditos: @SUSAN WALSH

De momento, no ha trascendido el nuevo número exacto de combatientes que todo ello representara. Tras el inicio de las hostilidades en Ucrania, Washington añadió 20.000 soldados a los 100.000 que ya tenía destacados en suelo europeo.. En su intervención en la reunión de los jefes de Estado y de Gobierno de la OTAN, Biden aseguró que Washington “defenderá hasta el último centímetro de territorio” de los miembros de la Alianza Atlántica, toda una advertencia a Rusia, que lanzó hace cinco meses una invasión de Ucrania y parece aspirar a anexionarse una parte de su territorio.

El mayor despliegue estadounidense en Europa fue el principal de una serie de movimientos y transformaciones operativas de la Alianza Atlántica fraguadas en Madrid. Entre ellas, la decisión de incrementar hasta 300.000 la cantidad de soldados a punto para ser desplegados de forma inmediata en zonas de combate -ahora son 40.000-. Además, se asignarán batallones concretos a la defensa de los países más expuestos a la amenaza rusa, aunque no estén siempre desplegados sobre el territorio de estos Estados.

El foco en Rusia y China

El secretario general de la OTAN, el noruego Jens Stoltenberg, hizo público a través de un tweet el redactado del nuevo Concepto Estratégico de Madrid, la hoja de ruta de la organización para la próxima década. En ella, se define a Rusia como “la amenaza más significativa y directa” a la que se enfrenta la organización de defensa occidental, y se la acusa de “buscar el establecimiento de esferas de influencia y control directo a través de la coerción, la subversión, la agresión y la anexión”. En el anterior manual de la Alianza, Rusia era considerado un “socio estratégico”.

Entre las principales novedades del nuevo documento estratégico, su primera mención a China para expresar los recelos que suscita su ambicioso programa de rearme, tal como deseaba Washington. En concreto, se acusa a Pekín de utilizar una “amplia gama de herramientas políticas, económicas y militares” para aumentar su poder de forma opaca. Otra innovación es la consideración de los ciberataques como agresiones susceptibles de activar el artículo 5, que obliga a todos los Estados a implicarse en la defensa de cualquier miembro que sea atacado.

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, comparece tras su reunión con el presidente del Gobierno, en el Palacio de La Moncloa, a 28 de junio de 2022, en Madrid
El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, comparece tras su reunión con el presidente del Gobierno, en el Palacio de La Moncloa, a 28 de junio de 2022, en Madrid

Finalmente, España no ha conseguido ampliar de forma explícita el territorio cubierto por la OTAN para incluir los enclaves españoles en África de Ceuta y Melilla, anhelados por Marruecos. Sin embargo, el nuevo Concepto Estratégico menciona que se defenderá “la integridad territorial de los Estados miembros”, un compromiso que ha satisfecho al Gobierno español. El documento también señala como una amenaza la inestabilidad política en África y Oriente Próximo, pues estimula la expansión del terrorismo internacional.

La reunión contó con la participación del presidente ucraniano, Volodimir Zelensky, que dirigió un mensaje a los asistentes por videoconferencia. “Esta no es solo una guerra contra Ucrania, es una guerra por el derecho a dictar condiciones a Europa, por cómo debe ser el futuro orden mundial”, advirtió Zelensky, quien lanzó una pregunta retórica sobre quién será la próxima víctima del presidente ruso, Vladimir Putin, si consigue ganar la guerra de Ucrania.

Como es habitual en todos sus mensajes ante mandatarios extranjeros, Zelensky expresó una demanda de más armamento y dinero para poder “neutralizar las tácticas rusas de destruir ciudades y aterrorizar a civiles”. En un intento por calmar sus miedos, Stoltenberg garantizó que el apoyo de la OTAN a Ucrania en su conflicto con Moscú “durante todo el tiempo que sea necesario”. Varios países, entre ellos Alemania y Holanda han anunciado durante la cumbre nuevas ayudas a Kiev.

El ingreso de Finlandia y Suecia

El gobierno ruso ya ha reaccionado al acuerdo alcanzado para la integración a la Alianza Atlántica de Suecia y Finlandia, que ha descrito como “particularmente desestabilizador”, según el viceministro de Exteriores de Rusia, Sergei Riabkov. Ahora bien, la entrada oficial de Finlandia y Suecia en la organización tan solo se culminará tras un proceso de ratificación que se puede alargar durante meses. Y durante este periodo podrían surgir nuevas diferencias entre Ankara y Estocolmo o Helsinki.

Foto de familia de los asistentes a la cena previa de Gala Real para los participantes de la Cumbre de la OTAN en el Palacio Real
Foto de familia de los asistentes a la cena previa de Gala Real para los participantes de la Cumbre de la OTAN en el Palacio Real

Mientras el gobierno turco ya ha vuelto a presentar esta mañana una petición de extradición 33 personas residentes en los dos países nórdicos a las que considera “terroristas”, la primera ministra sueca, Magdalena Andersson, ha asegurado que en el país nórdico se continuará aplicando la ley sueca y “nunca se deportará a ciudadanos suecos”.

Antes de la cena protocolaria para cerrar una agitada jornada, los mandatarios de los 30 Estados miembros se reunieron con los líderes de los países considerados aliados, como Finlandia, Suecia, Georgia, Australia, Japón, Nueva Zelanda y Corea del Sur. Está previsto que la cumbre se clausure mañana al mediodía.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.